Foto: Captura de Video

El embajador de Venezuela en España, Mario Isea, denunció este jueves que un grupo de "reaccionarios" lo mantienen "secuestrado" junto a un centenar de personas y les impide la salida de un centro cultural de Madrid donde se realizaba un acto con un "comité de víctimas" de opositores venezolanos.

"Estamos siendo asediados impidiéndose nuestra salida por una turba violenta, hay funcionarios policiales porque nosotros advertimos al Gobierno español, responsable de la seguridad de nuestra embajada (...) como Estado receptor según la Convención de Viena, que había amenazas de sabotear el acto violentamente", dijo. Según testigos presenciales, alrededor de unos 200 manifestantes, se concentraron esta tarde en las puertas del Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela, dependiente de la embajada de aquel país, situado en una céntrica calle madrileña, donde profirieron gritos y consignas contra el régimen del presidente Maduro, en una protesta que estaba autorizada, según inidicó el propio embajador.  

Isea explicó que la manifestación estaba permitida hasta las 20,00 horas de hoy, pero denunció que pasadas las 22:00 horas había aún en la puerta del centro cultural un grupo numeroso de personas "violentas" que le impedían salir a la calle a él y al resto de asistentes al acto.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía informaron, sin embargo, que a esas horas apenas quedaban manifestantes en la calle y que mientras duró la protesta no se produjeron "incidentes policiales" ni daños personales o materiales.

Entretanto, el embajador de Venezuela en España denunció a través de un canal estatal de televisión venezolano (VTV), que los manifestantes "se niegan a retirarse" y que "quieren poner condiciones" para "liberar" a las personas "secuestradas" en el Centro de la Diversidad Cultural de la Embajada de Venezuela en Madrid.

"Aquí hay un secuestro del embajador, de parte de su cuerpo diplomático consular de Madrid, de representantes diplomáticos de otros países", ha asegurado Isea.

Dijo que pese a que la Embajada de Venezuela pidió al Gobierno de España que brindara protección a este evento por las supuestas amenazas que había de boicotear el acto, "no han actuado como corresponde".

Por ello, Isea exigió al Gobierno de España que actúe y que desaloje a la "turba violenta" que,dijo, con "actitud incivilizada y antidemocrática" está apostada delante del centro cultural.

Indicó que estos manifestantes interrumpen el tráfico de personas y de vehículos y "todas las disposiciones legales del propio Estado español", lo cual significa, dijo, "que podría haber complicidad de algunos estamentos de las autoridades del estado español" que, dice, deberían garantizar su seguridad.

La protesta en Madrid se produce mientras en Venezuela se desarrolla una ola de protestas antigubernamentales que en ocasiones se han tornado violentas y han dejado 39 muertes, cientos de heridos y detenidos.

Por: EFE