Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.
Primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.
AFP

Después de que Sudáfrica presentara su caso de genocidio contra Israel en la Corte Penal Internacional, máximo ente judicial de las Naciones Unidas, en La Haya, Israel calificó el proceso como “una de las mayores muestras de hipocresía de la historia”.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Lior Haiat, dijo que Sudáfrica está funcionando como el brazo legal de Hamás” y acusa a Pretoria de “ignorar el hecho de que los terroristas de Hamás se infiltraron en Israel, asesinaron, ejecutaron, masacraron, violaron y secuestraron a ciudadanos israelíes, sólo porque eran Israelíes, en un intento de llevar a cabo un genocidio”.

Lea además: Colombia y Brasil apoyan acusación de "genocidio" de Sudáfrica contra Israel en la CIJ

En su tuit, Haiat dijo que Sudáfrica “busca permitir que Hamás vuelva a cometer los crímenes de guerra, los crímenes contra la humanidad y los crímenes sexuales que cometieron repetidamente el 7 de octubre”.

También llama a los abogados de Sudáfrica "los representantes de Hamás en el tribunal". La situación ha logrado unir a todos los sectores políticos de Israel en contra de la decisión sudafricana. 

En una declaración en video publicada en X, Yair Lapid, líder de la oposición, dijo: “no es Israel quien está siendo juzgado hoy, sino la integridad de la comunidad internacional. Si un país que se protege a sí mismo de un brutal ataque terrorista asesino puede ser juzgado por genocidio, entonces la convención sobre genocidio se ha convertido en una recompensa por el terrorismo y el antisemitismo”.

Después de una reunión con el vicecanciller alemán Robert Habak en Jerusalén, el ministro de Economía, Nir Barkat, dijo que “en lugar de iniciar un proceso contra Hamás, el hipócrita tribunal de La Haya acusa a Israel de acusaciones falsas, invenciones y complots antisemitas para difamar sangre”.

Lo cierto es que la audiencia está en marcha, y Sudáfrica se mantiene en su acusación de genocidio, pues representantes del país citaron las declaraciones del ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, en las que decía que su país impondría un asedio completo al territorio porque estaba luchando contra “animales humanos”.

Otras noticias: Israel insiste en continuar la guerra en Gaza tras tres meses de devastación en el enclave

 

En el primer día de una audiencia de dos días en la Corte Internacional de Justicia en La Haya, representantes sudafricanos dijeron que las declaraciones de funcionarios israelíes como Gallant comunicaban la intención de cometer genocidio. 

Israel niega categóricamente la acusación de genocidio y presentará su defensa el viernes.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.