Cargando contenido

Familiares de la víctima acusaron al grupo yihadista Al Shabab.

Una empleada somalí de la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue asesinada este martes por hombres armados con pistolas en Mogadiscio, confirmaron a Efe fuentes policiales.

La trabajadora Marian Abdullahi Isak murió cuando se encontraba de compras en el popular mercado de Bakara, el mayor de Somalia, precisó a Efe Abdullahi Noor, responsable policial del barrio capitalino de Hawle Wadag.

Isak trabajaba para la OMS en labores de apoyo logístico en campañas de vacunación contra la polio en la región de Baidoa, en el suroeste de este país del Cuerno de África, según los medios locales.

Aunque nadie se ha atribuido la autoría del ataque, familiares de la víctima acusaron al grupo yihadista Al Shabab del crimen, al alegar que la habían amenazado varias veces.

Al Shabab ha rechazado durante años las campañas de vacunación en el país y ha dificultado las labores de las organizaciones de ayuda humanitaria.

La organización terrorista, que se afilió en 2012 a la red internacional de Al Qaeda, controla parte del territorio en el centro y el sur del país y aspira a instaurar en Somalia un Estado islámico de corte wahabí.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin un gobierno efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido