Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En Gambia los fines de semana serán de tres días

El país africano, Gambia decretó que los empleados del sector público trabajaran sólo de lunes a jueves, por lo que de ahora en adelante tendrán un fin de semana de tres días. El gobierno de ese país argumentó, que la intención de esta medida es dar más tiempo a los trabajadores para “orar, socializarse y compartir con sus familias”.

Los sueldos de los funcionarios no se verían afectados, ya que seguirán con sus 40 horas semanales, trabajando 10 horas de lunes a jueves. El sector privado, sin embargo, continuará trabajando los viernes, por lo que no podrá mantener negocios ese día con el gobierno.

Estados unidos ya puso a prueba la idea en 2008, cuando 17.000 funcionarios del gobierno del estado de Utah redujeron la semana a cuatro días, pero trabajando 10 horas diarias, para reducir costos. El experimento, sin embargo, duró hasta 2011, cuando se reinstauró la semana de cinco días. En otros estados, como Oregón y Texas, la medida fue desestimada.

Este modelo es muy popular en los Países Bajos, donde una de cada tres trabajadores lo hace por horas o 40 horas en cuatro días, obteniendo, de esta forma, fines de semana de tres días.

Algunos expertos defienden el modelo adoptado por el país africano. Steven Shattuck, community manager de una empresa de Indianápolis que aplica este sistema, cree que, con cuatro días laborables a la semana “el tiempo en la oficina es más productivo”.

Los pros y los contras son claros, y, pese a que la idea pueda parecer muy radical, no es nueva. En 1930, en economista John Maynard Keynes, se aventuró a vaticinar que trabajaríamos 15 horas a la semana a comienzos del siglo XXI, creyendo que, en un futuro para él obvio, ese tiempo sería suficiente para satisfacer nuestras necesidades materiales. El modelo económico, sin embargo, ha contradicho al famoso economista llenando a los seres humanos de necesidades y vaciándolos de tiempo.