Cargando contenido

En la elección participaron sectores oficialistas y opositores a Bolsonaro.

Davi Alcolumbre, nuevo presidente del Senado de Brasil
Instagram @davialcolumbre

La Cámara Alta de Brasil eligió este sábado como presidente al conservador Davi Alcolumbre, quien obtuvo 42 de los 77 votos en una sesión tensionante y cuyo triunfo representa una victoria para el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Después de haber sido uno de los protagonistas de las acaloradas discusiones de la víspera, cuando los parlamentarios no lograron superar las discordias sobre si la votación debía ser secreta o abierta y suspendieron la sesión, Alcolumbre cosechó una importante victoria para su partido -Demócratas (DEM)-, que es parte de la base oficialista.

El nuevo presidente expresó su deseo de "reunificar" la cámara y afirmó que no conducirá los trabajos basado en "revanchismo".

"Mis adversarios tendrán, todos ellos, de mi parte, una pujante disposición para el diálogo y la cooperación", dijo Alcolumbre en su discurso tras conocer el resultado.

"Todos serán tratados con la más absoluta deferencia y respeto", completó.

Alcolumbre, de 41 años y quien está en su primer mandato en la Cámara Alta, disputó las elecciones con tan solo cuatro oponentes, ya que, a lo largo de la sesión parlamentaria, otros cuatro senadores retiraron sus candidaturas.

Entre ellos el veterano Renan Calheiros, del partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB), quien era uno de los favoritos a la presidencia del Senado, pero abandonó la disputa por considerar que el proceso no era "democrático", en alusión a los repetidos tumultos que tuvieron lugar en las más de ocho horas de sesión.

Lea también: Bolsonaro afirma que "la izquierda no prevalecerá" en América Latina

Ante el impase del viernes, que llevó al aplazamiento de la decisión para este sábado, el magistrado del Supremo Tribunal Federal brasileño, Dias Toffoli, determinó que la elección sería secreta.

A su vez, los senadores decidieron entonces que la votación sería realizada a través de cédulas de papel, una maniobra que permitió que muchos anunciasen públicamente sus sufragios.

Ante la nueva convocatoria, Calheiros renunció a la disputa y abandonó el pleno, sin votar, lo que abrió el camino para que Alcolumbre se consagrara vencedor en la primera vuelta con 42 de los 77 votos, ya que, además del veterano, otros tres senadores no participaron en la votación.

Tras su triunfo, Bolsonaro felicitó al nuevo presidente a través de sus redes sociales y señaló que el titular tiene por delante el "desafío" de "transformar en acciones el sentimiento de cambios" expresado por la población en las elecciones celebradas en octubre pasado.

"El gobierno está listo para también cumplir con su misión. Brasil tiene prisa!", destacó en su cuenta de Twitter el ultraderechista, quien asumió la Presidencia del gigante sudamericano el 1 de enero y se recupera de una cirugía en un hospital de Sao Paulo.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido