Cargando contenido

También logró desmantelar una organización británica e incautó una tonelada de coca colombiana

Cocaína dentro de tractomula en Buenaventura
Cocaína dentro de tractomula en Buenaventura.
Cortesía: Policía Antinarcóticos

Una operación de la Policía española, en cooperación con Colombia, Estados Unidos y el Reino Unido, logró el desmantelamiento de dos redes internacionales de narcotraficantes con la detención de 16 personas y la incautación de una tonelada de cocaína.

Las dos organizaciones, una colombiana y otra británica, se habían unido para compartir logística, si bien mantenían sus estructuras separadas, informó este domingo un comunicado policial.

Los agentes españoles detectaron sofisticados sistemas electromecánicos para ocultar la cocaína en los vehículos que utilizaban y que se activaba por un complejo sistema de imanes que impulsaba un sistema hidráulico para levantar la base del maletero bajo la que se escondía el alijo.

Lea también: EEUU lanzó ciberataques contra sistemas de misiles iraníes, según medios

Las estrategias de los dos grupos eran muy diferentes. El líder de los colombianos únicamente viajaba a España para coordinar la llegada y entrega de la droga, mientras que el británico se encargaba de preparar y coordinar la recepción y distribución de la parte correspondiente a su grupo.

La investigación comenzó en julio de 2018 cuando la Policía tuvo conocimiento de la llegada a España de uno de los representantes más destacados de un grupo de narcos colombianos.

Presuntamente estaba ultimando los preparativos para hacer llegar una importante cantidad de cocaína a España, y la investigación permitió comprobar cómo esta persona, de origen colombiano, contaba con contactos y la infraestructura necesaria para introducir la droga.

Tras una larga serie de contactos y discusiones, se acordó la entrega en un aparcamiento de la localidad de Leganés, cercana a Madrid.

Las detenciones se realizaron en España y en el Reino Unido. También fueron incautados 1.044 kilogramos de cocaína, 3 pistolas, 100.000 euros, 6 vehículos y decenas de teléfonos especiales para garantizar la privacidad de las telecomunicaciones ("blackphones"). 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido