Cargando contenido

Foto AFP



Las diferentes olas de frío que azotan diferentes partes del mundo tienen en jaque a las autoridades de Canadá, Estados Unidos y España, las cuales se encuentran en alerta por las afectaciones de los últimos días.

Carreteras cortadas y miles de atrapados por una gran nevada en España

El temporal de lluvia y frío que afecta a gran parte de España ha dejado decenas de kilómetros de carreteras cortadas entre el sábado y hoy en el centro del país por una gran nevada, con miles de personas atrapadas durante 18 horas en la autopista de peaje AP-6 y la ciudad de Ávila aislada para circular hacia y desde Madrid.

Las autoridades cerraron de nuevo esa vía en ambos sentidos, vigilada por la Guardia Civil, y otras adyacentes, después de su reapertura provisional durante varias horas de este domingo, ya que en las últimas horas han empeorado las condiciones meteorológicas

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, indicó hoy que ha sido una nevada "excepcional", con un espesor de 40 centímetros que afectó a 20 kilómetros de autopista.

Previamente, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y otros equipos lograran con mucho esfuerzo despejar esa carretera donde cientos de automóviles quedaron bloqueados desde la tarde del sábado en tramos de las provincias de Segovia, Ávila y Madrid, en el centro del país.

En pleno retorno de las vacaciones de Navidad, los efectos del temporal se notan también en provincias del norte, como en Guipúzcoa, donde agentes de las fuerzas de seguridad evacuaron a 1.400 personas por el cierre de la autovía A-1 la madrugada pasada para que pudieran pernoctar a cubierto.

Además, la nieve impide o dificulta la circulación en Asturias, Cantabria, La Rioja, Salamanca o Soria, entre otras.

El frío se moderará a partir del lunes en el noreste de Estados Unidos

El brutal frío que ha afectado a buena parte del noreste de Estados Unidos este fin de semana, con dobles dígitos bajo cero, empieza a moderarse y se espera una tregua en las temperaturas a partir del lunes.

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS) señaló que, si bien el "amargo" frío y los vientos helados siguen afectando este domingo al noreste, "una tendencia a la moderación se prevé que comience el lunes y continúe hasta la mitad de la semana".

El mapa meteorológico del país, plagado de colores y advertencias en los últimos días, reflejaba cierta vuelta a la normalidad en la mayor parte del área, con excepciones en el norte de Maine, Virginia y el este de las dos Carolinas, según el NWS.

No obstante, la institución señaló que durante el domingo las temperaturas seguirán siendo gélidas en el noreste y "se acercará o romperá probablemente otro día de récords, particularmente por las mínimas frígidas de la noche".

En la zona que abarcan Filadelfia y Boston, la subida de temperaturas de este domingo llegará hasta unos -5 C, mientras que entrada la semana, entre el lunes y el martes, se espera una aproximación al punto de congelación, recoge CNBC.

Así pues, buena parte de la costa este, desde Maine hasta Carolina del Sur, seguirá sufriendo el frío aunque los vientos no serán tan helados como los del viernes o el sábado, según los meteorólogos.

En los vecinos estados del interior como Misuri, Illinois, Indiana o Kentucky advierten de la acumulación de hielo y lluvias heladas, que pueden dificultar los desplazamientos en las carreteras, donde se concentran numerosos accidentes estos días.

Las secuelas de la tormenta de nieve de este jueves en el este, que dio paso a las temperaturas gélidas, se notan aún en aeropuertos como el John Fitzgerald Kennedy (JFK) de Nueva York, el que experimentaba más retrasos este domingo.