Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Esposa del primer ministro de Israel, Sara Netanyahu
Agencia AFP

Sara Netanyahu, la esposa del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, fue acusada de "delitos de fraude sistemático" por cargar unos 85.000 euros a los gastos de la residencia oficial entre 2010 y 2013, informó el Ministerio de Justicia.

A finales de mayo, la Fiscalía de Israel dio un ultimátum a Sara Netanyahu para que aceptara un acuerdo y devolviera al Estado parte de los gastos personales en encargos de comida de lujo que supuestamente costeó con fondos públicos, a cambio de evitar el procesamiento.

A Sara Netanyahu se la acusa de haber declarado falsamente, junto a un asistente, que no había cocineros disponibles en la residencia oficial del primer ministro y pedir comida a servicios de catering declarándolo como un gasto público.

Los gastos suman "más de 350.000 séqueles (83.700 euros, USD 97.000)", dijo el Ministerio de Justicia.

Ella rechaza las acusaciones.

Su marido también está siendo investigado por presunta corrupción.

En uno de los casos, Benjamin Netanyahu y miembros de su familia son sospechosos de haber recibido un millón de séqueles (240.000 euros, USD 285.000) en puros de lujo, champán y joyería de adineradas personalidades a cambio de favores financieros o personales.

En otro de los casos los investigadores sospechan que el primer ministro intentó alcanzar un acuerdo con el propietario de Yediot Aharonot, uno de los principales diarios israelíes, para lograr una cobertura más favorable.

Netanyahu defiende su inocencia y afirmó que permanecerá en el poder, asegurando que es víctima de una "caza de brujas".

A pesar de estos casos, las encuestas de opinión muestran que el partido de Netanyahu, el conservador Likud, seguiría siendo el más representado en el parlamento si las elecciones previstas en noviembre de 2019 se celebraran ahora.

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.