Cargando contenido

La intención es ir sacando progresivamente los buses diésel.

Los buses eléctricos de Santiago de Chile
Los buses eléctricos de Santiago de Chile
AFP

Sin contaminar, más eficientes y prácticamente silenciosos. Un centenar de autobuses eléctricos comenzaron a circular por Santiago en un primer paso para la implementación total de la electromovilidad en el transporte público de Chile en las próximas dos décadas

Con unos 2,4 millones de vehículos a combustión circulando hoy por la capital chilena -que producen el 80% de las emisiones tóxicas de la urbe-, los nuevos buses recorren doce comunas de Santiago, una de las ciudades más contaminadas de América Latina. 

"Son cómodos, amplios y ayudan bastante en el sentido de que no están tirando el humo que tiran las otras micros (autobuses). Prácticamente no se escuchan", relata Scarlet Silva, una estudiante de 23 años tras bajarse de uno de estos buses. 

De color rojo y blanco, con capacidad para 81 pasajeros -30 sentados y 51 de pie-, conexión wifi y cargadores USB, reemplazarán gradualmente a los 6.500 autobuses a diésel que actualmente forman parte del Transantiago, el criticado sistema de transporte público que opera hace poco más de una década en la capital chilena

Le puede interesarComediante desata polémica por burlas tras atentado a Escuela General Santander

En febrero, se integrarán otros 100 autobuses y se proyecta llegar a cerca de un millar en los próximos tres años, un 18% del total del parque de autobuses públicos de la metrópoli. Para 2050, las autoridades esperan completar el 100% de la renovación en todo Chile. 

"Tenemos una estrategia a largo plazo de electromovilidad, que pretende que el 100% de los buses del transporte público sean eléctricos para el 2050. Sin embargo, ya con los cambios que hemos visto con el proceso que se está acelerando desde el gobierno del presidente (Sebastián) Piñera, ya se ha anunciado que esa aspiración puede adelantarse al menos 10 años", dijo Susana Jiménez, ministra de Energía. 

Además de Chile, otros países de América Latina están poniendo en marcha planes de movilidad eléctrica, como Uruguay, que ha construido estaciones de recarga eléctrica en 300 km de sus principales carreteras turísticas, exonerado además de tasas de importación a los vehículos eléctricos de uso comercial. 

Lea tambiénFoto de judío y palestino besándose en Jerusalén es montaje

Argentina bajó también los aranceles para este tipo de autos de 35% a 2%, mientras que en México dos empresas adelantan proyectos para fabricar estos vehículos. 

En Centroamérica, en tanto, Costa Rica lidera, según la ONU, los planes para la transformación del sistema de transporte, mientras que Panamá acaba de presentar su primer bus eléctrico

Fuente

AFP

Tags

Encuentre más contenidos

Fin del contenido