El grupo terrorista Estado Islámico (EI) aseguró hoy en su boletín radiofónico que dos de sus seguidores perpetraron el ataque del pasado miércoles en San Bernardino (California, suroeste de EE.UU.), en el que murieron catorce personas. Este anuncio llega horas después de que el director asistente del FBI en Los Ángeles, David Bowdich, informara de que ese tiroteo se investiga como "un acto de terrorismo", y de que varios medios revelaran que uno de los autores estaba vinculado con el EI. El grupo extremista anunció en su emisora de radio Al Bayan que "dos partidarios del Estado Islámico atacaron hace varios días un centro en la ciudad de San Bernardino en el estado de California". La emisora relató que los seguidores del EI dispararon dentro del centro, causando la muerte de catorce personas y heridas a más de 20, y que luego fallecieron en un tiroteo con la policía. "Que les acepte Dios como mártires", concluyó el boletín. Entre tanto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó ehoy que su país no se dejará "aterrorizar" tras este hecho. "Somos estadounidenses. Defendemos nuestros valores de una sociedad abierta y libre. Somos fuertes. Somos resistentes y no nos dejaremos aterrorizar", dijo Obama en su mensaje semanal difundido por la Casa Blanca. Según los investigadores del FBI, el tiroteo del miércoles, que dejó 14 muertos, fue minuciosamente preparado. Sin embargo, no hay evidencia de que la pareja musulmana que perpetró el ataque -Tashfeen Malik y Syed Farook- formaran parte de algún grupo organizado o "célula". "Es muy posible que esos dos atacantes se hayan radicalizado. Si ese fuera el caso, ilustra la amenaza en la que nos concentramos desde hace años: el peligro de gente que sucumbe ante las ideologías extremistas violentas", destacó Obama. "Sabemos que la organización Estado Islámico y otros grupos incentivan  activamente, a través del mundo y en nuestro país, a la gente a cometer actos terribles, a menudo como lobos solitarios", agregó el presidente estadounidense. El mandatario llamó a los estadounidenses a unirse, afirmando que ésta es la mejor respuesta posible para "honrar las vidas perdidas en San Bernardino" y "enviar un mensaje" a aquellos que quieren atacar a Estados Unidos. Por EFE y AFP