Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Jeanine Añez, expresidenta de Bolivia
Jeanine Añez, expresidenta interina de Bolivia
Colprensa

El gobierno de Estados Unidos dijo este lunes que "sigue con preocupación" la situación en Bolivia, donde la expresidenta interina, Jeanine Áñez, y miembros de su gabinete fueron detenidos acusados de participar en un supuesto golpe de Estado contra el exmandatario Evo Morales.

"Estados Unidos sigue con preocupación los acontecimientos relacionados con el reciente arresto de exfuncionarios por parte del gobierno boliviano", dijo Jalina Porter, portavoz adjunta del Departamento de Estado.

Lea además: Inversión en Colombia y tecnología marcarán Asamblea del BID en Barranquilla

Áñez, quien asumió en noviembre de 2019 tras la renuncia de Morales en medio de protestas por su reelección en comicios calificados de fraudulentos, dejó el poder en noviembre de 2020 tras la victoria electoral de Luis Arce, delfín de Morales.

Mientras tanto el director general de Régimen Penitenciario en Bolivia, Juan Carlos Limpias, manifestó a los medios que la exmandataria transitoria estará "bajo una constante inspección del personal de salud" por 15 días como estipula el protocolo de las cárceles del país ante la emergencia de la covid-19.

Luego Áñez será "sorteada" para que se le asigne uno de los 13 dormitorios comunes que hay para las 200 reclusas de ese centro penitenciario en la ciudad de La Paz.

"Ningún privado de libertad tiene privilegios en este centro penitenciario", enfatizó Limpias durante su comparecencia ante los periodistas al ser consultado sobre la condición de la exmandataria.

Consulte aquí: Disturbios en Alemania contra medidas de Covid-19 dejaron doce policías heridos

Limpias recalcó que los dormitorios comunes cuentan con "todos los servicios básicos" que "pueda requerir en algún momento" y que, además, Áñez "tiene el derecho a la comunicación", por lo que podrá contactarse con sus abogados defensores y sus familiares.

Por la pandemia, las reclusas no pueden tener visitas como medida para evitar los contagios por la covid-19, pero sí pueden estar en contacto con sus familiares a través de llamadas, subrayó Limpias.

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.