Cargando contenido

Miles de personas no tienen familia o son niños sin padres o acudiente.

Niños inmigrantes separados de sus padres en EE.UU.
Niños inmigrantes separados de sus padres en EE.UU.
AFP

Al menos 60.000 niños han quedado bajo custodia de las autoridades estadounidenses en los últimos 40 días, reveló el secretario en funciones de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Kevin K. McAleenan, quien advirtió sobre el riesgo que afrontan los menores debido al "cambio demográfico" en la migración.

"En los últimos 40 días, 60.000 niños han entrado bajo custodia del DHS, no acompañados o como parte de unidades familiares", dijo el funcionario al comparecer ante el Comité Judicial del Senado.

McAleenan, cuya sesión se prolongó durante más de dos horas, se refirió a la situación en la frontera con México que insistió en definir como una "crisis", y detalló que el mes pasado se alcanzó el "récord" de 144.000 personas cruzando la frontera.

Le puede interesarTrump insiste en que acuerdo con México tiene elementos secretos

Además, mencionó el "récord" de un día en el que se contabilizó el paso de más de 5.800 inmigrantes por la línea limítrofe, así como del grupo más grande "jamás arrestado", de 1.036 individuos.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE.UU. reveló el pasado 5 de junio que las detenciones de inmigrantes en la frontera con México se dispararon hasta las 132.887 en mayo pasado.

Esa cifra contempla a 11.507 menores no acompañados, 84.542 que eran miembros de familias (que las autoridades definen como individuos acompañados de un menor, un progenitor o un tutor legal) y 36.838 adultos solos.

Sumando las personas cuya entrada no fue autorizada al país, que fueron 11.391 en mayo, las estadísticas de la CBP dan cuenta de 144.278 casos de personas retenidas y las no admitidas el mes pasado.

McAleenan advirtió sobre un cambio en los flujos migratorios, que pasaron de estar compuestos por hombres adultos solos a familias y niños no acompañados.

El jefe del DHS se refirió en ese contexto a una reciente conversación que tuvo con un hombre en Guatemala hace dos semanas, quien le relató que su hija saldría del país centroamericano acompañada de su hijo.

"Todo el mundo sabe que un niño es un pasaporte para migrar a los Estados Unidos", lamentó McAleenan, al considerar que la actual crisis migratoria "es diferente" de todo lo que se ha visto en la frontera.

Lea también: Gobierno Maduro pedirá carnet migratorio a colombianos que ingresen a Venezuela

Para el funcionario, los "vacíos" en las leyes migratorias estadounidense pueden estar "causando un cambio demográfico dramático en el flujo de la inmigración ilegal" hacia el país, que, a su juicio, pone a "los niños en riesgos únicos y críticos".

Incluso, señaló que un 72 % de las acciones realizadas en mayo pasado por las autoridades fronterizas estaban relacionadas con niños no acompañados o familias.

McAleenan testificó ante el comité del Senado después de que los Gobiernos de Estados Unidos y México llegaran el viernes pasado a un acuerdo migratorio, que frenó la amenaza de la Casa Blanca de imponer aranceles a los productos del país vecino.

Aunque el pacto distendió el ambiente entre ambos países, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha asegurado que incluye elementos que aún no se han anunciado, extremo que el ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, ha descartado.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido