Cargando contenido

Por ejemplo, París superó su récord de temperatura con 41 °C.

Ola de Calor en Europa
Según servicios especializados, la media de temperaturas de junio sobrepasó en 4 ºC la del periodo internacional de referencia 1981-2010.

AFP

Lisa Ortegón, una colombiana que vive en Barcelona, relató en RCN Radio cómo se está viviendo la nueva ola de calor en Europa y los incendios que se han iniciado en bosques cercanos a la ciudad.

Recomendó, como lo han hecho las autoridades, la hidratación constante, no hacer ejercicio al aire libre, no votar colillas o elementos que generen incendios, usar protector solar, así como prendas ligeras y claras.

Lea aquí: Europa se prepara para una nueva ola de calor

Y es que la ola de calor que enciende las alarmas en gran parte de Europa ya alcanza sus máximas este jueves, con récords de temperatura en Francia, Alemania y Holanda, donde el mercurio podría superar los 40 °C.

Audio

[AUDIO] Lisa Ortegón, colombiana que vive en Barcelona, sobre ola de calor.

0:27 5:25

"El calor es impresionante. Ahora estamos más o menos a 29 grados, pero al sensación tpermica es de 36 grados", dijo Lisa desde Barcelona.

Aseguró que otra preocupación son los incendios forestales: "Hay personas que son imprudentes, botan las colillas (de los cigarrillos) y con las altas temperaturas los incendios están pasando en cuestión de minutos".

Francia declaró por segunda vez en menos de un mes una alerta roja por calor en gran parte del noreste del país, donde se pronostican máximos de hasta 43 °C.

La alerta roja, la más grave de una escala de cuatro, que implica una "alerta sanitaria" para todos los ciudadanos, fue activada por primera vez en junio pasado en cuatro departamentos del sur.

Los meteorólogos confirmaron que París rompió su récord de calor histórico de 40,4 °C en 1947 este jueves, llegando a 41 °C. No obstante, es poco probable que se supere el récord de calor en Francia, de 46 °C a finales de julio, durante este episodio canicular.

En París, los usuarios del metro tenían que soportar temperaturas asfixiantes para ir a trabajar.

"Hace muchísimo calor en el metro, es insoportable. Hay muchísimas personas, no hay aire acondicionado y estamos los unos encima de los otros", dice Petra Ulm, una austriaca de 34 años instalada en Francia.

Bélgica registró el miércoles un récord absoluto de calor con una temperatura de 40,2 ºC en Lieja, en el este del país, según confirmó David Dehenauw, jefe de previsiones del Instituto Real Meteorológico (IRM).

Le puede interesar: Ártico, con preocupantes indicadores en la temperatura

El pequeño reino del oeste de Europa, a orillas del mar del Norte, registra así por primera vez una temperatura superior a los 40 ºC. Hasta ahora, el récord estaba en 39,9 ºC alcanzados el miércoles en Kleine-Brogel.

Holanda registró un récord de temperatura este jueves cuando el mercurio alcanzó los 41,7 ºC, indicó el Instituto meteorológico de ese país.

El récord se registró en la localidad de Deelen, en el este, informó el Instituto meteorológico holandés en Twitter. El miércoles también se batió un récord, al superar el de 38,6 ºC, que databa de 1944.

Alemania, que alcanzó el miércoles su máximo histórico de calor, con 40,5 °C registrados en el oeste del país, podría romper un nuevo récord el jueves con temperaturas que rozarán los 41 °C a lo largo del río Rin.

Al menos cuatro personas han muerto ahogadas en lagos o ríos en ese país, donde muchos buscan refrescarse.

La ciudad de Herne (oeste) anunció que evacuará a todos los peces de los estanques de la ciudad el viernes para salvarlos, ya que debido al calor, el contenido de oxígeno en el agua se reduce considerablemente. Los peces serán liberados en el Rin.

En Austria, donde se espera un pico de 38 °C, un niño de tres años murió de deshidratación. Fue hallado inconsciente el lunes en un vehículo estacionado bajo el sol.

En el Reino Unido, según el servicio meteorológico nacional, hay un 60% de posibilidades de que el mercurio se eleve por encima del récord de temperatura actual de 38,5 °C.

El calor podría desencadenar tormentas eléctricas con retrasos en los viajes en trenes, inundaciones repentinas y cortes de electricidad. 

Los servicios de emergencia alertaron a la población de los peligros de refrescarse de forma brusca en lagos, ríos o el mar después de que los cuerpos de tres personas fueran sacados del agua el miércoles.

De interés: Pedro Sánchez perdió la investidura como presidente del Gobierno español

En cambio, en España las temperaturas descendían el jueves a valores normales para el verano y sólo 6 de las 50 provincias del país seguían en alerta naranja (que significa "riesgo importante"), según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). 

Las temperaturas más altas se esperan en el noreste del país, donde el mercurio puede alcanzar los 41º C en ciudades como Zaragoza. Esta zona, en torno al valle del Ebro, también se encuentra en alerta amarilla debido a fuertes tormentas.

En los últimos 2.000 años, las temperaturas mundiales nunca han aumentado tan rápidamente como ahora, según datos publicados el miércoles en dos estudios separados en las revistas Nature y Nature Geoscience.

Fuente

Sistema Integrado de Información y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido