Cargando contenido

El presidente boliviano cuestionó a los firmantes del Acuerdo de París que "recién cuando hay incendio quieren cooperar".

Incendio en Bolivia
Vista aérea de los daños causados por los incendios forestales en el Parque Nacional Otuquis, al sureste de Bolivia, el 27 de agosto de 2019.
AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este martes que ha decidido hacer una "pausa ecológica" en las áreas afectadas por los incendios en la Chiquitania boliviana, en el este del país.

"He decidido una pausa ecológica en la zona de la Chiquitania, en lugares afectados. ¿Qué significa eso? Prohibida la venta de tierras", dijo Morales a los medios en la localidad de Roboré, en la región oriental de Santa Cruz, donde funciona el centro de operaciones para coordinar las acciones contra los incendios.

El mandatario boliviano llegó hasta Roboré para recibir un reporte actualizado sobre los incendios y trasladarse posteriormente hasta Río Negro, cerca de la frontera tripartita entre Bolivia, Paraguay y Brasil, donde persiste el fuego.

Según Morales, los días "más difíciles han sido entre el 17 y 18 de agosto" cuando se reportaron hasta 8.000 puntos de incendios, mientras que ahora se registran unos 1.100.

Lea aquí: Bolsonaro dice que aceptará ayuda del G7 para Amazonía si Macron se retracta

El presidente reportó que hasta el momento se han descargado dos millones de litros de agua en las zonas afectadas en operaciones del avión cisterna Supertanker contratado por el Gobierno boliviano y en otras aeronaves como helicópteros y avionetas.

En cuanto a la ayuda internacional, por ahora se han recibido 300.000 dólares del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, 200.000 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otros 150.000 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), informó.

Morales resaltó también el apoyo del Gobierno peruano, cuyo presidente, Martín Viscarra, enviará esta noche "dos helicópteros que cargan 3.000 litros" y que esperan que se incorporen desde el miércoles a las tareas para combatir el fuego.

"Es la única solidaridad de los países vecinos", remarcó el gobernante boliviano.

Además dijo que también ha conversado con su homólogo de Paraguay, Mario Abdo Benítez, con quien han acordado la posibilidad de que los aviones bolivianos y paraguayos que estén combatiendo incendios en la frontera puedan ingresar a ambos territorios indistintamente sin problemas.

El Gobierno de Bolivia también gestiona la contratación de otros helicópteros, uno estadounidense con dos hélices y una capacidad para cargar 12.000 litros de agua y dos más "que llevan 4.000 litros", indicó Morales.

El presidente boliviano insistió en que el incendio "no es una cuestión nacional, es un tema internacional. Si bien el G7 ha decidido apoyar con 20 millones de dólares, no sé si es suficiente eso", afirmó.

Le puede interesar: Recuperación de bosques bolivianos podría tardar más de un siglo

Morales reiteró que por el Acuerdo de París contra el cambio climático hay una "corresponsabilidad compartida para combatir el calentamiento global" y cuestionó que aquellos países "recién cuando hay incendio quieren cooperar".

La Chiquitania boliviana es una región de transición entre el Chaco y la Amazonía en la que se desarrollaron especies que han formado un bosque acostumbrado a subsistir en un clima sin lluvia que predomina por varios meses al año.

El sitio es emblemático porque en él se edificaron hace varios siglos las misiones jesuíticas que perviven hasta estos días y son consideradas de las mejor conservadas en América.

Las autoridades bolivianas mantienen que la superficie afectada por los incendios, que comenzaron a principios de mes, supera las 700.000 hectáreas , mientras que la Gobernación de Santa Cruz ha reportado que el área es mayor al millón de hectáreas. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido