Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ricardo Lagos, Fernando Henrique Cardoso y Juan Manuel Santos
Expresidentes de Chile, Ricardo Lagos (I), de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, y de Colombia, Juan Manuel Santos (D), en 2014.
AFP

Cerca de 10 países de América Latina han mostrado públicamente su apoyo a Mauricio Claver-Carone como candidato de Estados Unidos para dirigir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), postulado así por el presidente Donald Trump en una apuesta que rompería, en caso de ser elegido, con los 60 años de historia del organismo que tuvo siempre a latinoamericanos como máximos responsables.

Los gobiernos de Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Brasil, entre otros, a través de sus mandatarios, han manifestado ese respaldo a su candidatura.

Pero al tiempo ha habido voces de preocupación por la postulación. Las más recientes son las de algunos expresidente de América Latina que dieron a conocer un comunicado conjunto en el que dicen directamente estar en "desacuerdo". 

Lea además: Obama y Biden aplauden fallo de la Corte Suprema a favor de los "dreamers"

El comunicado, firmado por los expresidentes Juan Manuel Santos de Colombia, Fernando Henrique Cardoso de Brasil, Ricardo Lagos de Chile, Julio María Sanguinetti de Uruguay, y Ernesto Zedillo de México, señala que la candidatura "implica una ruptura de la norma no escrita, pero respetada desde su origen, por la cual el BID, por razones, entre otras, de eficiencia financiera, tendría su sede en Washington, pero a cambio siempre estaría conducido por un latinoamericano". 

Recuerdan también que, tal como lo dijo en 1958 el entonces presidente estadounidense Dwight Eisenhower, "para que esta institución tenga éxito, la función de liderarla debe pertenecer a los países latinoamericanos". Y en caso de que eso cambiara teniendo en la dirección a un estadounidense, dice el comunicado, sería "un quiebre, con obvias derivaciones políticas, en el quehacer de uno de los instrumentos más eficaces para la convivencia hemisférica". 

Los expresidente firmantes de esta nota se dicen a sí mismos consternados "por esta nueva agresión del gobierno de los Estados Unidos al sistema multilateral basado en reglas convenidas por los países miembros".

Ante eso, el llamado a los socios del BID es a "oponerse a la acción emprendida por el gobierno de los Estados Unidos, recordando que se han planteado alternativas de la región en una decisión que reclama hacerse con ponderación y realismo". 

El comunicado cierra diciendo que la postulación de Mauricio Claver-Carone, nacido en Estados Unidos y de origen cubano, implica el levantamiento de "otro muro en la forma de entender la relación de Estados Unidos con el resto del continente". 

Claver-Carone, el principal asesor para las Américas del presidente Trump, dijo este miércoles que ha conseguido el apoyo de 15 países de la región, lo que en principio le permitirá ganar las elecciones ya que Estados Unidos controla el 30 % del poder de voto en el BID.

Le puede interesar: EE.UU. quiere refundar la OMC por estar "desactualizada" y ser "injusta"

Durante 60 años la dirección del BID estuvo en manos de latinoamericanos, como el saliente presidente Luis Alberto Moreno, colombiano, quien abandonará el próximo mes de septiembre su cargo, asumido en 2005. 

"Aún es tiempo de hacer ver, con argumentos y determinación, la alta inconveniencia de aceptar la imposición pretendida por el gobierno de los Estados Unidos", puntualizan los expresidentes de la región. 

Suenan otros aspirantes para reemplazar a Moreno como Laura Chinchilla, expresidenta de Costa Rica, o Gustavo Béliz de Argentina.

Fuente

Sistema Integrado de Información con EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.