Cargando contenido

Biden considera que las relaciones actuales con América Latina son "un desastre ineficaz".

Joseph Biden expresidente Estados Unidos
AFP

Joe Biden, exvicepresidente y aspirante a la candidatura demócrata para las elecciones de 2020, afirmó que es necesario que Estados Unidos restablezca "las políticas regionales basadas en el respeto" y acusó al mandatario Donald Trump de haber "juzgado mal" lo que necesita Venezuela y actuado mal con México y Colombia.

"La política de la Administración (de Trump) en América Latina es, en el mejor de los casos, una vuelta atrás a la Guerra Fría y en el peor de los casos, un desastre ineficaz", dijo Biden en un articulo publicado este lunes en el diario El Nuevo Herald.

Biden promete, en ese texto, que si es elegido presidente, su "primer paso" será "asegurar que nuestras políticas en las Américas reflejen una vez más nuestros valores estadounidenses".

Lea: Trump dice que no busca guerra con Irán y rechaza condiciones para diálogo

Las encuestas lo señalan hasta ahora como el favorito para ganar las primarias demócratas y a la vez como el adversario más duro para el presidente Trump en su carrera por la reelección.

El vicepresidente del gobierno de Barack Obama expuso en el artículo por qué, según él, el próximo presidente de Estados Unidos debería acometer "una reforma migratoria efectiva" y volver a una política hacia los otros países americanos basada en el respeto mutuo.

Según Biden, la estrategia de reelección de Trump es "moralmente corrupta", porque está basada en "vilipendiar a los inmigrantes para obtener puntos políticos, al mismo tiempo que implementa políticas públicas que aseguran que los solicitantes de asilo y refugio sigan llegando a nuestra frontera".

Además, critica su política hacia América Latina y especialmente subraya que "ha juzgado mal lo que se necesitará para devolver la democracia a Venezuela" y su "creciente terquedad amenaza la coalición internacional de más de 50 países que reconocen a Juan Guaido como el presidente interino de Venezuela".

Biden es uno de los 20 aspirantes demócratas que participará esta semana en Miami en el primer debate de cara a las primarias, que se hará en dos días y será transmitido por la cadena NBC.

Además de las "políticas erróneas" hacia América Latina, a juicio del exvicepresidente, en el plano interno Trump solo está interesado "en políticas que atacan a la dignidad de la comunidad latina" de Estados Unidos.

La amenaza de deportación inminente de millones de inmigrantes indocumentados hecha por Trump y el recorte de la ayuda a "El Salvador, Guatemala y Honduras, los mismos países de donde la mayoría de los migrantes están huyendo" son una prueba, dice Biden.

En contexto: Comando Sur de EE. UU. envía mensaje a Ejército de Venezuela

"Las millones de personas indocumentadas en los Estados Unidos solo pueden ser sacadas de las sombras a través de un trato justo, no de amenazas feas", subraya.

Propone que el Congreso reconozca oficialmente que los "soñadores", los indocumentados llegados de niños al país, "ya son estadounidenses". Critica, además, los intentos de Trump de derogar los estatutos de protección temporal y plantea mejorar el sistema de asilo.

Sobre la seguridad en la frontera con México, Biden recalca que "construir el muro" es un "eslogan divorciado de la realidad", porque no detendrá el tráfico de drogas y de personas, ni la llegada de solicitantes de asilo ni eliminará el número de indocumentados.

En su lugar, "debemos centrarnos en mejorar los procedimientos de detección en nuestros puertos legales de entrada y realizar inversiones inteligentes en tecnología fronteriza".

Para el aspirante a la candidatura demócrata, "la verdadera solución a este desafío se puede encontrar en la creciente prosperidad de México y en la mejora de la situación de seguridad de El Salvador, ambas vinculadas a niveles más bajos de migración".

Biden mencionó que durante el gobierno de Obama se hizo un esfuerzo para "abordar las causas fundamentales que empujan a las personas a huir" y tomar medidas que redujeran la desigualdad y ampliasen las oportunidades económicas en América Central para que las personas pudieran "permanecer en su países de origen".

"Íbamos progresando hasta que el presidente Trump reemplazó la estrategia sólida con hostilidad y retórica inflamatoria".

Con Trump, "ha habido escenas horribles en la frontera de niños que permanecen en jaulas, solicitantes de asilo con gas lacrimógeno, arrancando a los niños de los brazos de sus madres, acciones que subvierten nuestros valores estadounidenses y erosionan nuestra capacidad de liderar en el escenario mundial".

En un momento en que "los desafíos a los que nos enfrentamos exigen una respuesta regional unida, Trump invoca repetidamente la actitud racista para describir a cualquier persona proveniente del sur del Río Bravo, lo que incluye llamar a los inmigrantes "animales", agrega.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido