Cargando contenido

Entierro de Óscar Pérez. // Foto: AFP





La hermana de Andreína Ramírez, asesinada durante el operativo contra el uniformado Óscar Pérez en Venezuela, le dijo a RCN Radio que pese a saber que se trató de una injusticia tienen miedo de denunciar por posibles represalías del gobierno de Nicolás Maduro.

"No sabemos qué hacer. Nos da miedo denunciar. Pero queremos que se haga justicia, no era la manera de morir", dijo Shirley Ramírez.

"Ella tenía fractura del cráneo por arma blanca (...) además tenía un tiro en el vientre, la mataron vilmente sin antes haberla investigado o sin haberla metido presa. No hay derecho a que la mataran de esa manera. Ella suplicaba que no la mataran", agregó Shirley.

(Lea también: Entierran cuerpo de Óscar Pérez sin permitir que fuera velado)


Los familiares de Andreína manifestaron su interés de que el asesinato de su familiar se conozca a nivel internacional para que de esta forma puedan interceder organizaciones de derechos humanos, sin embargo aseguran "tener miedo de que ocurra otra tragedia en la familia".

Los padres de Andreína y su hermana son colombianos, sin embargo aseguraron que por el momento no han planeado regresar a su país natal pero no descartan la idea de hacerlo.

Andreína Ramírez, asesinada el pasado 15 de enero en Junquito-Caracas era enfermera de profesión y cursaba cuarto semestre de odontología.

Su hermana además denunció que Andreína fue puesta en una ataúd negro, completamente impenetrable y solo con la parte superior abierta. Ella estaba metida dentro de una bolsa para difuntos y solo se le podía ver un ojo y algo de la frente.