Cargando contenido

Un tribunal federal de Manhattan dio a conocer que los acusados robaron más de 30 terabytes de datos académicos y propiedad intelectual.

Hackers de Irán
Hackers de iraníes.
FBI

Nueve ciudadanos iraníes que trabajan para el gobierno de ese país, según informó el FBI, fueron acusados por piratería informática que compromete a 144 universidades de Estados Unidos y 176 de otros países, además se vieron comprometidas empresas privadas y entidades gubernamentales de Estados Unidos.

Según afirmó el subdirector del FBI, David Bowdich, estos "hackers" estaban afiliados al Mabna Institute, una compañía que tiene el objetivo de obtener ilegalmente recursos científicos de países distintos a Irán.

Estas personas fueron contratadas por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica y llevaban más de cuatro años robando información.

El modo de acción de los "ciberdelincuentes" iniciaba con una campaña para atacar las cuentas de correo electrónico de las universidades y 50 empresas privadas de Estados Unidos.

Este domingo, un tribunal federal de Manhattan dio a conocer que los acusados robaron más de 30 terabytes de datos académicos y propiedad intelectual.

Un agente del FBI indicó que el objetivo de estas personas era obtener nombres de usuarios y contraseñas de las cuentas de profesores para la información patentada, lo robado incluía acceso a bases de datos de bibliotecas, revistas, investigaciones y libros electrónicos.
Toda esa información le fue suministrada al gobierno iraní por los piratas según indicó el FBI

La campaña de robo de información de Mabna Institute, que se realizó hasta diciembre de 2017, apuntó a más de 100.000 cuentas de profesores de todo el mundo, teniendo éxito con aproximadamente 8.000.

Además, las universidades de Estados Unidos gastaron por lo menos 3.4 mil millones de dólares para acceder a los datos que fueron robados.

"Los 'hackers' hicieron sus deberes. Realizaron un reconocimiento en línea de los profesores para determinar los intereses de investigación de los individuos y los artículos académicos que habían publicado. Armados con esa información, enviaron correos electrónicos a sus objetivos, mensajes que parecían ser de profesores de otras universidades". afirmó en un comunicado el FBI.

Los piratas robaron información de investigaciones en ciencia y tecnología, ingeniería, ciencias sociales, medicina y otros campos profesionales.

Los nueve acusados, que residen en Irán, han sido acusados de conspiración para cometer intrusiones informáticas, fraude electrónico, acceso no autorizado a una computadora y robo de identidad agravado.

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido