Uno de los incendios más destructivos de Californiacrecía sin control este lunes hasta la costa del Pacífico, obligando a evacuar más ciudades.

Mientras las llamas cerca de Los Ángeles eran neutralizadas, los bomberos eran enviados a combatir las llamas del monstruoso Thomas, situado al noroeste.

Desde que inició la semana pasada, destruyó 93.000 hectáreas y apenas está 15% contenido.

El fuego se extendió durante el fin de semana, principalmente por el bosque nacional Los Padres, y ahora amenaza a las ciudades costeras de Montecito, Summerland y Carpintería, al sur de la histórica ciudad de Santa Barbara.

Thomas ha obligado la evacuación de decenas de miles de californianos.

El actor Rob Lowe y la comediante y animadora de televisión Ellen DeGeneres se han preparado para abandonar sus hogares.

"Nuestra casa está bajo la amenaza de ser incendiada", dijo DeGeneres de su propiedad en Montecito.

"Tuvimos que evacuar a nuestras mascotas", escribió en Twitter. "Rezo por todos en nuestra comunidad y (estoy) muy agradecida con los bomberos increíbles".

"Rezo por mi ciudad" Santa Barbara, manifestó Lowe en la misma red social. "Incendios acercándose, los bomberos muy valientes, puede ir en cualquier dirección. Empacando para evacuar ya".

May Osher, una maestra jubilada de 66 años en Carpintería, dijo al diario Los Angeles Times que se llevará álbumes de fotos, pero precisó que se quedaría en su casa "hasta que fuera hora de irse".

Con más de 93.000 hectáreas arrasadas, Thomas es el quinto mayor incendio en la historia de California, según el Los Angeles Times.

Cal Fire dijo que 800 edificios han sido destruidos por el fuego, que es alimentado por los pastos secos y los fuertes e impredecibles vientos de Santa Ana.

"Los fuertes vientos del noreste hacen que el fuego amenaza las áreas de la ciudad de Santa Bárbara", indicó Cal Fire el lunes de mañana.

[imagewp:429344] Foto: AFP

"Nueva normalidad" 


A pesar de la intensidad de los incendios --que se extienden del norte de Los Ángeles al sur en San Diego--, las autoridades reportaron hasta ahora una única víctima: una mujer de 70 años que murió en un accidente de auto mientras huía de las llamas.

El gobernador de California, Jerry Brown, advirtió el sábado que por el cambio climático el estado es más vulnerable a incendios forestales, que a su vez se están convirtiendo en la "nueva normalidad".

"La temporada de incendios solía ser unos meses en el verano", dijo entonces. "Ahora es casi todo el año, nunca habíamos visto algo así".

Brown ha sido uno de los más críticos con la decisión del presidente Donald Trump de sacar a Estados Unidos del Acuerdo climático de París, y en esta situación ha vuelto a lanzar ataques a la posición del actual gobierno sobre medio ambiente.

"La naturaleza no es un juego político, la naturaleza es el suelo que pisamos, el aire que respiramos", indicó. "La verdad del caso es que hay mucha emisión de gas carbónico" y "el planeta se está calentado y creando un infierno".

Trump declaró el estado de emergencia en California, autorizando la liberación de fondos federales.

California registró este año sus más letales incendios. Más de 40 personas murieron en octubre cuando una serie de incendios arrasaron la región del vino, al norte de San Francisco.

 

Por: AFP