Cargando contenido

McCabe era blanco de críticas por parte del gobierno del presidente Trump.

Andrew McCabe
AFP

El exsubdirector del FBI Andrew McCabe, que había renunciado a sus funciones a finales de enero pero seguía siendo empleado de la policía federal, fue despedido por el fiscal general de Estados Unidos, días antes de su planeada jubilación.

"He terminado el contrato de Andrew McCabe con efecto inmediato", dijo el fiscal general, Jeff Sessions, en un comunicado, en el que evocó faltas profesionales por parte del exsubdirector para justificar su despido.

El alto funcionario había sido desde 2016 blanco de críticas por parte del presidente Donald Trump y de otros republicanos, que lo acusaban de parcialidad a favor de la oposición demócrata.

Su despido, a dos días de su cumpleaños, le va a generar pérdidas económicas. Pues si dejaba el FBI después del 18 de marzo, cuando cumple 50 años, sus beneficios de retiro habrían sido mucho mejores.

"Esta es la realidad: estoy siendo aislado y tratado de esta manera por el papel que he jugado, las decisiones que tomé y los hechos que presencié tras el despido de James Comey", reaccionó McCabe en un comunicado.

McCabe dirigió interinamente el FBI de mayo a agosto de 2017, luego de que Donald Trump echara a Comey y antes del nombramiento del actual director Christopher Wray. 

Al reprocharle su amistad con Comey o supuestos vínculos con los demócratas, el presidente republicano parece haber reflejado en McCabe toda la molestia que le produce la investigación para determinar si su equipo de campaña colaboró con los rusos para influenciar los resultados de la elección presidencial de 2016.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido