Cargando contenido

La nueva etapa de investigación pretende tumbar la versión oficial del Gobierno pasado de Enrique Peña Nieto.

Protestas por los alumnos de Ayotzinapa desaparecidos en 2014.
Protestas por los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014.
AFP

La Fiscalía General de la República (FGR) de México ordenó la detención de 46 funcionarios del sureño estado de Guerrero por su presunta relación con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en una nueva "etapa" de la investigación que pretende tumbar la versión oficial del Gobierno pasado.

El fiscal general, Alejandro Gertz Manero señaló que a todos ellos se les acusa por los delitos de desaparición forzada y por delincuencia organizada.

Le puede interesar: ¿Qué hablarán Trump y López Obrador en reunión del próximo 8 de julio? 

"Estos delitos no habían sido ni investigados, ni judicializados, en las diligencias que en su momento realizó la Procuraduría General de la República, hoy extinta", explicó el fiscal.

Indicó que estas órdenes de detención se unen a las ya obtenidas el pasado 10 de marzo, en contra de funcionarios de la Procuraduría General de la República.

Entre ellos está Tomás Zerón, el polémico extitular de la Agencia de Investigación Criminal, quien huyó del país y cuenta con una circular roja de la Interpol para su búsqueda internacional y posterior extradición a México.

Adicionalmente, Gertz Manero recordó que este lunes se logró el arresto de José Ángel "N", alias El Mochomo, del cartel Guerreros Unidos y un participante de "gran notoriedad" en este caso.

La noche del 26 de septiembre de 2014, 43 jóvenes fueron detenidos por policías municipales y entregados a integrantes de Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura, según la versión oficial del Gobierno del entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto, conocida como la "verdad histórica".

Investigadores independientes descartaron la posibilidad de que fueran incinerados los cuerpos y el actual Gobierno mexicano, que preside Andrés Manuel López Obrador, reabrió las investigaciones.

Lea también: Tostao, en busca de acuerdos para pagar deudas de los arriendos de locales

Gertz Manero aseguró que esta nueva investigación abierta por la FGR se centra en la desaparición forzada de las víctimas y delincuencia organizada, así como el verdadero paradero de las personas desaparecidas, por lo que no hay ningún "obstáculo procesal".

"Nuestra investigación continúa, y a finales de esta semana esperamos poder judicializar a otros funcionarios de diversos niveles", informó.

Además, adelantó que se enviaron nuevos restos humanos a la Universidad de Innsbruck, que fueron encontrados durante esta nueva administración y nueva investigación. "Se esperan resultados de inmediato", informó sin dar mayores detalles y agregó que "se acabó la verdad histórica".

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido