Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sacerdotes católicos - Iglesia Católica
AFP

El presidente de la Conferencia Episcopal francesa, George Pontier, reconoció que ha habido una negligencia "sistémica" de la institución con las víctimas de casos de pederastia cometidos por religiosos, y que la Iglesia no puede seguir echando balones fuera en estos escándalos.

"Ya no se puede rechazar la culpa, decir que son los medios de comunicación o el mundo exterior los que estarían en contra de la Iglesia", señala Pontier en una entrevista publicada este domingo por "Le Journal du Dimanche".

Pointer puso en marcha una comisión de investigación independiente sobre ese tipo de abusos desde 1950, y reveló que posibles decisiones en el congreso de Roma, señala que podría haber una reforma del derecho canónico.

Le puede interesarRevelan lista de 63 sacerdotes acusados de abuso en EE.UU.

Dicha reforma iría encaminada a la prolongación de los plazos de prescripción de estos delitos, con una reflexión sobre la posibilidad de hacerlos imprescriptibles.

Pontier cuenta que antes de ir al Vaticano para la cumbre sobre la pederastia de esta próxima semana, se ha reunido con víctimas de abusos, y que las que han seguido siendo creyentes "no esperan simplemente consignas de procedimiento”, quieren un acompañamiento espiritual para recuperar una paz interior y un espacio en la Iglesia".

Le puede interesarEl papa Francisco ya no llama presidente a Nicolás Maduro

El presidente de la Conferencia Episcopal francesa se declara, además, en favor de "un tribunal eclesiástico nacional" especialmente dedicado con especialistas.

Pontier, por otro lado, dice estar en contra, en nombre de la presunción de inocencia, del estreno en Francia a partir del miércoles de la película "Grâce à Dieu" de François Ozon, que este sábado recibió el Gran Premio del Jurado en la Berlinale y que está basada en hechos reales de pederastia que salpican al arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin.

La justicia debe pronunciarse el lunes sobre la demanda del cura Bernard Preynat, que ha pedido que se impida su difusión en nombre de la presunción de inocencia, ya que la trama del filme se asienta en las acusaciones que pesan sobre él por haber abusado de menores en sus misiones como religioso.

Fuente

Sistema Integrado de Información y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.