Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Accidente de tránsito en la vía Soacha - Sibaté
Rcn Radio

El futbolista brasileño Marcinho, del Athletico Paranaense, será juzgado por la muerte de un matrimonio de profesores a los que atropelló y no prestó auxilio, según informó este viernes el Tribunal de Justicia de Río de Janeiro.

Lea también: Chelsea venció a Manchester City de cara a la final de Champions

Una corte penal de Río de Janeiro aceptó la denuncia presentada por la Fiscalía contra el lateral de 24 años, que responderá por un delito de "homicidio culposo" -cuando no hay intención de matar-, con el agravante de "no haber parado para socorrer a las víctimas".

El accidente ocurrió el pasado 30 de diciembre sobre las 20.30 hora local (23.30 GMT), cuando los profesores María Cristina José Soares y Alexandre Silva de Lima cruzaban una avenida en la zona oeste de la capital fluminense.

En la época, Marcio Almeida de Oliveira, más conocido como Marcinho, era jugador del Botafogo y tres meses más tarde fichó por el Athletico Paranaense, lo que fue criticado en redes sociales por aficionados del club.

Según el Ministerio Público, antes del mortal accidente, Marcinho conducía su vehículo, un Mini Cooper, de forma "imprudente" y haciendo zigzag en la vía, a una velocidad de entre 86 y 110 kilómetros por hora, cuando la máxima permitida es de 70.

Le puede interesar: Bayern consigue su novena Bundesliga consecutiva

"Después del atropello, el vehículo fue abandonado" en una calle paralela, de acuerdo con la Fiscalía, que también recogió en la querella que, horas antes del suceso, Marcinho consumió "al menos cinco vasos de cerveza" en un restaurante de la ciudad.

El juez Rudi Loewenkron, encargado del caso, afirmó que la demanda del Ministerio Público "describe adecuadamente la conducta delictiva atribuida" a Marcinho, con "indicios de autoría y materialidad recogidos en la investigación policial".

Por ello, el magistrado dio continuidad a la denuncia y llamó a declarar al futbolista para que presente su defensa en el juicio, en el que se enfrentará a una pena de dos a cuatro años de prisión, que podrían incrementarse por causa de la omisión de socorro.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.