Foto: Tomada de video.

La ola de saqueos que afecta a varias regiones de Venezuela llegó este sábado al estado de Guárico, ubicado en el centro del país. Miles de habitantes de Calabozo arremetieron contra los comercios, principalmente los que venden comida. La situación generó la reacción de la Guardia Nacional Bolivariana que con gases lacrimógenos y perdigones intentaron controlar a hombres y mujeres que corrían con productos en sus manos luego de sustraerlos de los negocios. La cantidad de personas en la calle obligó a la solicitud de refuerzos militares y hasta el sobrevuelo de un helicóptero. Hasta la tarde del sábado se contabilizaban más de 30 comercios afectados. En videos publicados en redes sociales quedó constancia de la acción evasiva de los comerciantes con armas de fuego y piedras para evitar el ataque a sus propiedades. Esta situación se genera dos días después de los disturbios en la zona norte del estado Mérida, en el occidente de Venezuela, que dejaron un saldo de cuatro muertos, más de 15 heridos y decenas de establecimientos comerciales y camiones cargados con comida afectados.