El Gobierno autorizó la búsqueda de los restos del sacerdote Camilo Torres, miembro del ELN que cayó en combate hace casi 50 años, confirmaron fuentes de la Arquidiócesis de Cali. El arzobispo de la capital vallecaucana, Darío de Jesús Monsalve, dijo que habló con el presidente Juan Manuel Santos, quien le explicó que la Fiscalía y Medicina Legal están investigando en el departamento de Santander, donde murió Torres, para encontrar su restos. El sacerdote murió en 1966 en Patio Cemento (Santander), durante el primer combate en el que participó como miembro del ELN contra el Ejército colombiano. El arzobispo Monsalve aseguró hoy que es muy optimista con la misión de búsqueda, pues su objetivo es "poder darle cristiana sepultura" a Torres. El ELN pidió hace una semana al Gobierno colombiano que buscara los restos de Torres a través de un comunicado en su página web y su cuenta de Twitter. En su petición afirmaron que ese sería un "gesto de paz" para iniciar los diálogos con este grupo guerrillero. "Llamamos a que los restos físicos de Camilo Torres, cuya ubicación se desconoce desde el día de su muerte, sean entregados y se les brinde, en nombre de su dignidad, la debida sepultura", indica el comunicado del ELN publicado el pasado 8 de enero. EFE