Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Evo Morales, presidente de Bolivia
El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que el objetivo de Estados Unidos no es el presidente Maduro sino el petróleo venezolano.
Foto: AFP

El gobierno boliviano sugirió a la Iglesia católica no inmiscuirse en la política local, tras sus críticas públicas al oficialismo, señalando que en todo caso se preocupe por aclarar denuncias de abusos sexuales.

"Más bien yo recomendaría a algunos de esos jerarcas, no son todos, que en vez de preocuparse por hacer política, se preocupen por limpiar las denuncias que hay al interior de la Iglesia sobre la presencia de curas que abusan sexualmente", afirmó el vicepresidente, Álvaro García.

Integrantes religiosos de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) han hechos públicas algunas observaciones a la decisión del presidente Evo Morales, en el poder desde 2006, a postularse para un cuarto mandato (2020-2025) y no acatar un referendo en 2017 que rechazó su candidatura.

Lea: Por abuso sexual de niños, otros dos obispos chilenos fueron expulsados por el Papa

La CEB cuestionó a principios de mes, en un comunicado, al tribunal electoral por habilitar a Morales para unas primarias partidarias en enero próximo, pese a varias demandas de la oposición que consideraron ilegal la candidatura oficialista.

García, quien acompaña a Morales desde 2006, señaló al diario La Razón en Internet que la relación del Gobierno con el Papa Francisco y con el cardenal boliviano, Toribio Ticona, "es muy buena" pero que no sucede lo mismo con "algunos prelados jerarcas" que "están acostumbrados a hacer política".

El vicepresidente se hizo eco de informaciones recientes sobre el paso por Bolivia del sacerdote jesuita español, Luis Tó, condenado en su país por pederastia, y fallecido en 2017.

En contexto: Papa Francisco asegura que Iglesia nunca más encubrirá casos de abusos

"Lo escondieron y encima estuvo dirigiendo una institución con relación a niños", reclamó. Las relaciones entre el gobierno izquierdista de Morales y la cúpula católica suelen tropezar con reiterados roces, pues el oficialismo acusa a algunos jerarcas de apoyar a la derecha local.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.