Cargando contenido

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció que se marginará de los comicios.

Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Maduro, elegido por estrecho margen hace cinco años tras el deceso del mandatario Hugo Chávez, aspira a ser reelegido en los comicios del próximo 22 de abril.
AFP

El dirigente opositor venezolano Julio Borges manifestó este viernes que el gobierno de Nicolás Maduro está planteando en secreto retrasar las elecciones presidenciales del 22 de abril, en las que no participará la oposición por considerarlas "fraudulentas".

"El gobierno está tan preocupado de nuestra posición (de no presentarse) que de manera subterránea está ofreciendo mover la fecha a mayo, junio", dijo Borges en Panamá, donde inició una gira internacional para exigir mayor presión contra el gobierno venezolano.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció el miércoles que se marginará de los comicios por estimar que no existen garantías de transparencia, aunque dejó la puerta abierta a su participación si mejoran las condiciones.

Borges sostuvo que entre esas garantías estaría que los comicios se realicen en "una fecha razonable" (con al menos seis meses de organización) y que "de alguna manera" haya una verificación internacional a través de organismos como la ONU o la Unión Europea.

El llamado Grupo de Lima, integrado por 14 países latinoamericanos, rechazó el adelanto de los comicios y algunos países anunciaron que desconocerán los resultados.

"Es posible que esta presión conduzca a que el gobierno (...) tenga que ir a un proceso de negociación realmente serio para unas elecciones serias", añadió Borges.

El dirigente consideró además como un "chantaje" la propuesta de Maduro de adelantar las elecciones del Parlamento -controlado por la oposición- para el mismo día de las presidenciales, lo cual fue descartado este viernes por el poder electoral por considerarlo un proceso complejo, aunque dijo que definirá la fecha para unos comicios legislativos anticipados.

De momento Maduro no tiene un contendor de peso, por lo que reelección hasta 2025 parece segura, pese a que su gestión es reprobada por 75% de los venezolanos, afectador por una severa crisis económica en el país petrolero.

"Nosotros esperamos que toda América Latina se ponga de pie y se puedan tomar medidas concretas para frenar lo que está sucediendo en Venezuela y lograr el desenlace democrático que merece el país", afirmó Borges, quien fue recibido el jueves por el presidente panameño, Juan Carlos Varela.

Borges visitará además México, Argentina, Chile, Canadá, Estados Unidos, Brasil, y a la sede de la Unión Europea en Bruselas. Dijo también que asistirá a la Cumbre de las Américas en Perú.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido