Cargando contenido

Luego de la foto, la empresa ferroviaria señaló que la joven viajó en primera clase.

Greta Thunberg
Greta Thunberg
AFP

Unas fotografías que se tomó la activista medioambiental sueca Greta Thunberg sentada en el piso de un tren camino a Alemania y que publicó en sus redes sociales, generaron controversia.

"Viajando en trenes superpoblados a través de Alemania. ¡Y finalmente estoy de camino a casa!", escribió la menor junto a una fotografía.

Dicha imagen causó polémica y cientos de críticas a la compañía Deutsche Bahn por la falta de apoyo a Greta hasta el punto de hacerla que viajara sentada en el suelo. Sin embargo, la empresa ferroviaria le respondió y señaló que la joven viajó en primera clase.

Le puede interesar: Bolsonaro a Greta Thunberg: impresionante como le dan espacio a una mocosa

Tras la controversia que se desató, la activista medioambiental lamentó que aparentemente haya desatado mayor interés los inconvenientes de su viaje en tren por Alemania que lo que califica de "fracaso" de la cumbre climática COP25 de Madrid.

"Sorprendentemente, parecen estar más interesados en los viajes en tren de adolescentes que en el hecho de que el COP25 fracasara", escribió Thunberg en su cuenta en Twitter.

"A veces es una suerte viajar con periodistas para que puedan confirmar la historia", añade, con respecto a la versión dada en el diario sueco "Dagens Nyheter".

Vea también: Donald Trump y su nuevo ataque contra Greta Thunberg

El rotativo incorpora imágenes captadas durante ese trayecto por una periodista en las que efectivamente aparece Thunberg sentada en un pasillo, en un vagón abarrotado y entre otros pasajeros asimismo sentados sobre sus maletas o en el suelo.

Thunberg trata con ello, por un lado, de zanjar los múltiples comentarios en las redes, medios de comunicación, estamento político y compañía de ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn (DB), y, por el otro, expresar su decepción por los resultados de la cumbre del clima cerrada el domingo en la capital española con un compromiso de mínimos.

De regreso desde Italia, donde participó en una concentración del movimiento "Fridays for Future", Thunberg atravesó parte de Alemania en un moderno tren de alta velocidad ICE en dirección a Suecia.

Lea también: Michelle Obama: "Greta, no dejes que alguien apague tu luz"

El ferrocarril iba abarrotado, como describió la propia activista en un tuit en su cuenta, en el que aparecía sentada en el suelo y rodeada de maletas.

De inmediato empezaron a circular todo tipo de comentarios en las redes, además de varias reacciones de la DB, en unas de las cuales se explicaba que la joven acabó viajando en primera clase y con asiento.

Mientras los usuarios, principalmente, aprovecharon la ocasión para aludir a los frecuentes problemas con que se encuentran y a transmitir sus quejas por el mal funcionamiento de los ferrocarriles, la empresa trató de rebatir la versión de la joven.

La propia Thunberg aclaró luego en otro tuit que su tren original, que debía ir directo de Basilea a Hamburgo, fue cancelado, por lo que tuvo que hacer varios transbordos hasta alcanzar Gotinga, más al norte, donde sí que obtuvo un asiento.

"Por supuesto que esto no es un problema y nunca he dicho que lo fuera. Los trenes abarrotados son una buena señal, porque significa que la demanda de los viajes en tren es elevada," explicó Thunberg, que según medios alemanes viajaba acompañada de su padre.

Entre las reacciones del estamento político destacó la de la ministra de la Familia, Franziska Giffey, que reprochó a Thunberg haber "escenificado" las presuntas incomodidades del tren. 

Fuente

Sistema Integrado Digital con información de EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido