Cargando contenido

La reunión, que se adelantó en Bogotá con presencia del vicepreisdente Mike Pence y de Juan Guaidó, analizó la crisis en Venezuela.

Canciller Carlos Holmes Trujillo, durante la reunión del Grupo de Lima, en Bogotá
Canciller Carlos Holmes Trujillo, durante la reunión del Grupo de Lima, en Bogotá.
Inaldo Pérez / RCN Radio

El Grupo de Lima, que se reunió este lunes en Bogotá, pidió a la Corte Penal Internacional considerar la "grave" situación política y social que vive Venezuela.

La cumbre de cancilleres de varios países del hemisferio se adelantó por varias horas y contó con la presencia del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y del presidente interino del vecino país, el opositor Juan Guaidó.

En contextoGuaidó descarta la guerra en Venezuela porque "la paz debe prevalecer"

En su declaración final, el Grupo de Lima elevó la solicitud a la CPI argumentando la “violencia criminal” del régimen de Nicolás Maduro en contra de la población civil.

Además, exhorta a la justicia internacional a tener en cuenta la "grave situación de Venezuela y la denegación del acceso a la asistencia humanitaria, que constituye un crimen de lesa humanidad".

Así se desprende de la resolución adoptada al término de la reunión en Bogotá, un texto que leyó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo García.

"La denegación del acceso a la asistencia humanitaria constituye un crimen de lesa humanidad, en el caso de procedimientos que adelantan en virtud de la solicitud presentada por Argentina", expresó el grupo en el texto.

En otro de los puntos de las conclusiones, el Grupo de Lima decide impulsar la designación por parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de un experto independiente o de una comisión de investigación sobre la situación en Venezuela, en seguimiento a la profunda preocupación por “las graves violaciones de los derechos humanos”.

En el punto número 11 de esta declaración, el Grupo de Lima reitera su llamado a todos los miembros de la Fuerza Armada Nacional a reconocer al presidente interino, Juan Guaidó, como su Comandante en Jefe.

Lea además: Pence asegura a Guaidó respaldo al 100 % de Donald Trump

Los exhortan a que, fieles a su mandato constitucional de estar al servicio exclusivo de la Nación y no al de una persona, cesen de servir como instrumentos del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro para la opresión del pueblo venezolano y la violación sistemática de sus derechos humanos.

Amenazas contra Guaidó

Al final de la declaración, el canciller Trujillo García denunció que existe información de “serias amenazas” en contra del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó y su familia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Colombia responsabilizó a Nicolás Maduro si existe algún atentado en contra de Guaidó o su familia.

Durante su intervención en la cumbre, Guaidó aseguró que en su país "no hay dilema entre guerra y paz porque es la paz la que debe prevalecer".

"No es un tema de democracia o dictadura. No hay dilema entre guerra y paz, es la paz, la protección de los ciudadanos la que debe prevalecer", afirmó en su alocución.

El Grupo de Lima se reunió este lunes en Bogotá, con la presencia del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y de Juan Guaidó, quien se proclamó mandatario interino de Venezuela, para estrechar el "cerco diplomático" a Nicolás Maduro después de que el intento de ingresar ayuda humanitaria a ese país acabara en violencia.

Guaidó afirmó que el Gobierno de Nicolás Maduro "piensa que bloquear la ayuda humanitaria fue un logro" y que cree que "normalizando la crisis" el régimen "podrá resistir".

"Es importante dejar saber que los argumentos no son solo la preocupación por la democracia, porque no la hay en Venezuela. Es actuar claramente en torno a la recuperación de la democracia en Venezuela y el respeto a los Derechos Humanos", aseveró.

A su turno, el vicepresidente Mike Pence dijo que Estados Unidos tiene todas las opciones abiertas frente a Nicolás Maduro, al tiempo que pidió al Grupo de Lima estrechar el cerco financiero contra del gobernante venezolano. 

"Esperamos una transición pacífica hacia la democracia. Pero el presidente (Donald) Trump lo ha dejado claro: Todas las opciones están sobre la mesa", dijo Pence durante su intervención ante el Grupo de Lima, que se reúne en Bogotá para evaluar medidas que resuelvan la crisis venezolana.

Pence afirmó que en Venezuela "el socialismo está muriendo" y que "la libertad y la prosperidad de la democracia están naciendo ante nuestros ojos".

"En Venezuela el socialismo está muriendo, la libertad y la prosperidad de la democracia están renaciendo ante nuestros ojos", dijo en su intervención en la reunión del Grupo de Lima.

El presidente Iván Duque, entretanto, aseguró que la situación que vive Venezuela no es un dilema entre la guerra y la paz, sino entre la continuidad de la dictadura o el retorno de la democracia.

"Estamos reunidos para mostrar que hay un sentimiento grande en la región de multiletarismo cuando se trata de defender principios, ideas y valores democráticos", dijo Duque ante los jefes de Estado y cancilleres del Grupo de Lima.

Por ello, agregó, "la situación que vive Venezuela no es un dilema entre guerra y paz. El verdadero dilema en Venezuela es la continuación de la dictadura o el retorno de la democracia".

Fuente

Sistema Integrado de Información, AFP Y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido