Cargando contenido

Decenas de países siguen apoyando al presidente interino, Juan Guaidó.

Venezuela marcha
AFP

El Grupo de Lima, integrado por las naciones más pobladas del continente americano, se reunirá el próximo 25 de febrero en Bogotá para abordar la situación en Venezuela, esto según información de dos fuentes diplomáticas a la agencia EFE.

Esas fuentes concretaron el anuncio que hizo hoy el presidente colombiano, Iván Duque, durante una reunión en la Casa Blanca con su homólogo estadounidense, Donald Trump.

Duque adelantó que la próxima reunión del Grupo de Lima será en Bogotá y tendrá como objetivo brindar "el apoyo más fuerte" al jefe del Parlamento venezolano, el opositor Juan Guaidó, que se declaró presidente "legítimo" en enero, con el objetivo de que pueda "liderar la transición" en su país.

Le puede interesarTrump considera "interesante" que con dinero de 'El Chapo' se pague muro con México

El 23 de enero, Guaidó invocó unos artículos de la Constitución venezolana para reclamar que, como jefe del Parlamento, controlado por la oposición, podía declararse presidente interino al considerar "ilegítima" la toma de posesión de Nicolás Maduro.

Maduro volvió a asumir la Presidencia el 10 de enero tras unas elecciones celebradas el pasado mayo y no reconocidas por parte de la comunidad internacional.

En sus orígenes, el Grupo de Lima estaba compuesto por un bloque de 14 naciones apoyado desde fuera por Estados Unidos y que suma más del 90% de la población americana: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía.

Lee ademásAyuda humanitaria para Venezuela está ya en Puente Tienditas, en Cúcuta

No obstante, en la última reunión del 4 de febrero del Grupo de Lima en Ottawa (Canadá) no participó ningún representante de México, que se ha desvinculado de la iniciativa desde la llegada a la Presidencia del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

En una de sus declaraciones más duras, el 4 de enero, el Grupo de Lima instó a Maduro a "no asumir" la Presidencia el día 10 de ese mes y a transferir de "forma provisional" el poder Ejecutivo al Parlamento hasta que se celebren nuevas elecciones presidenciales.

Ese posicionamiento fue uno de los factores que animó a Guaidó a dar un paso adelante y declararse presidente de Venezuela, dijeron a la agencia EFE fuentes diplomáticas.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido