Los equipos de rescate recuperaron hoy los cadáveres de 36 de las 37 personas muertas que quedaron atrapadas en un incendio el sábado en un centro comercial de la ciudad de Davao, Filipinas.

La alcaldesa de Davao, Sara Duterte, confirmó la localización de los 36 cadáveres, informándolo a sus familiares, tras la celebración de una misa frente al centro comercial NCCC (New City Commercial Center).

El fuego comenzó el sábado por la mañana en la tercera planta del NCCC, en la que se vendían telas y muebles de madera y plástico.

Las autoridades dieron por desaparecidas a 37 personas, todas ellas trabajadores del centro telefónico de atención al cliente Research Now SSI que operaba las 24 horas del día en la última planta del edificio.

El domingo, las autoridades dieron por muertos a los desaparecidos, después de que la Oficina de Protección de Incendios indicase a la Alcaldía que no había ninguna posibilidad de encontrarlas con vida.

El mismo día, el consejero delegado de Research Now SSI, Gary S. Laben, confirmó en un comunicado que todos los desaparecidos eran empleados de su plantilla y ofreció sus condolencias a sus familiares.

El ministro de Trabajo de Filipinas, Silvestre Bello, dijo que esperaba el resultado de la investigación sobre el origen del incendio para establecer la presunta responsabilidad del centro comercial en el caso de que haya violado las regulaciones de seguridad.

POR EFE