Cargando contenido

Se encontraron cientos de herramientas con capas de grava de entre 25.000 y 32.000 en la cueva de Chiquihuite.

Arqueología
AFP

Una investigación en una cueva del norte de México encontró evidencias de que los humanos habitaron la zona hace 30.000 años, lo que sugiere que llegaron a América del Norte 15.000 años antes de lo que se pensaba, según publicó este miércoles la revista Nature.

De acuerdo con la publicación, un equipo de la Universidad Autónoma de Zacatecas ha estado excavando desde 2012 la cueva de Chiquihuite, a 2.740 metros sobre el nivel del mar, en las montañas Astillero, donde encontraron casi 2.000 herramientas, de las cuales 239 tenían capas de grava de entre 25.000 y 32.000 años.

La "opinión generalizada" hasta este hallazgo es que la población en América llegó hace 15.000 o 16.000 años desde Asia. Este dato se basaba en hallazgos encontrados en el Monte Verde II de Chile, fechados en 14.000 años.

Lea además: EE.UU. cierra consulado chino en Houston y aumentan las tensiones bilaterales 

Según Nature, el director de la nueva investigación, Ciprian Ardelean, cree que la cueva fue visitada "ocasionalmente", ya que son pocas las herramientas antiguas que se encontraron.

"Tal vez utilizado como refugio cada pocas décadas, durante inviernos particularmente severos", relata la publicación, que recuerda que hace 26.000 años América del Norte había sido un "lugar peligroso" por la última edad de hielo.

De acuerdo con los investigadores, la cueva Chiquihuite está "bien aislada y podría haber proporcionado refugio a cualquier humano" frente a las tormentas de nieve.

No obstante, esta investigación no está exenta de polémica. Un equipo de genetistas dirigidos por Eske Willerslev en la Universidad de Copenhague buscaron ADN humano antiguo en la tierra de la cueva, pero no encontraron nada.

Además, Nature contrastó los resultados con François Lanoë, arqueólogo y antropólogo de la Universidad de Arizona, quien advirtió que las herramientas halladas "podrían haberse desplazado a capas más profundas por la actividad geológica" y por eso tienen capas de grava superiores a los 25.000 años.

Por su parte, Ardelean admitió que algunas de las herramientas podrían haberse desplazado a capas inferiores, aunque sostuvo que las 239 más antiguas están "debajo de una capa impenetrable de lodo formado durante la altura de la última edad de hielo". 

Teoría Clovis desmentida 

Durante décadas, la teoría más comúnmente aceptada fue la de un asentamiento de hace 13.000 años correspondiente al llamado periodo Clovis, considerado durante mucho tiempo como la primera cultura americana.

Evidencias arqueológicas, incluido puntas de lanzas especialmente diseñadas para matar mamuts y otra megafauna prehistórica, sugirieron que esta población se expandió a través de Norteamérica.

Esta teoría es cuestionada desde hace 20 años, con nuevos descubrimientos que situaron el periodo de los primeros pobladores en hace 16.000 años.

Además, las herramientas y armas encontrados en estos sitios no eran los mismos, mostrando diferentes orígenes. "Claramente, los humanos estuvieron en las Américas mucho antes del desarrollo de la tecnología Clovis", declaró Ruth Gruhn, profesora emérita de antropología en la Universidad de Alberta.

Le puede interesar: Arqueólogos encuentran yacimiento vinculado con el bíblico reino de Judá

En un segundo estudio, Lorena Becerra-Valdivia y Thomas Highman, investigadores en la unidad de Acelerador de Radiocarbono de la Universidad de Oxford, usaron carbono 14, apoyándose en otra técnica basada en luminiscencia, para datar muestras de 42 sitios a través de Norteamérica.

Usando un modelo estadístico, mostraron una generalizada presencia humana "antes, durante e inmediatamente después del Último Máximo Glacial", de hace entre 27.000 y 19.000 años. 

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido