AFP

La favorita Hillary Clinton encarará este martes a su principal rival, el senador Bernie Sanders, en el primer debate de las primarias del partido Demócrata camino a las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016. Clinton estará en el centro del escenario en Las Vegas (oeste), junto a Sanders y otros tres aspirantes, para un despliegue de sutiles diferencias entre los correligionarios, y que muy probablemente contrastará con el dramático choque de personalidades de los dos debates del bando Republicano. Para Clinton, que fue senadora y secretaria de Estado, el objetivo será convencer que tiene la experiencia para ser la primera mujer presidente y llevar un tercer mandato seguido para los demócratas, algo inédito desde la Segunda Guerra Mundial. El vicepresidente Joe Biden, en tanto, ha especulado por meses sobre su eventual candidatura y marcha tercero en las encuestas. Pero no ha hecho ningún anuncio formal y no se espera su presencia en el debate. El protagonismo estará entonces reservado para Clinton y Sanders. Para los demás aspirantes -el exgobernador de Maryland Martin O'Malley, el exsenador Jim Webb y el exgobernador de Rhode Island Lincoln Chafee- el debate será la oportunidad dorada de robar la atención que acaparan Clinton y Sanders e intentar subir en los sondeos, donde exhiben índices de popularidad de un dígito. AFP-