Hoy el mundo conmemora el 'Día Mundial de la Felicidad' con el cual se busca medir el nivel de satisfacción de las personas de todos los ámbitos de la vida, su nivel de conformidad con el entorno, además de los factores que les impiden sentirse a gusto con la vida. Esta fecha abre el debate y las investigaciones de las necesidades del ser humano para llevar un día a día saludable, tranquilo midiendo así mismo la capacidad de las personas para sobrellevar aquellos obstáculos que de ser superados les permiten lograr la satisfacción total. LATINOAMÉRICA Según un Informe Mundial de la Felicidad de 2017 elaborado a en colaboración con la ONU, Costa Rica es el país más feliz de Latinoamérica, según el Informe Mundial de la Felicidad de 2017 elaborado a en colaboración con la ONU. El país centroamericano consiguió 7,079 puntos sobre diez, lo que lo puso en el undécimo puesto de la clasificación mundial encabezada por Noruega. El informe se publicó por la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de la ONU, coincidiendo con el Día Internacional de la Felicidad. Este grupo de expertos analizó el nivel de felicidad de los países a partir de diversos indicadores, como el sistema político, los recursos, la corrupción, la educación o el sistema de sanitario. El informe estudió los casos de 155 países y utilizó datos de entre 2014 y 2016. Según las conclusiones del panel de expertos, a Costa Rica le siguen a más de diez puestos Chile (20), Brasil (22), Argentina (24) y México (25), todos con más de 6,5 puntos. En el puesto 28 figura Uruguay, en el 29 Guatemala y en el 30 Panamá. En la parte media-baja de la tabla se encuentran Colombia (36), Nicaragua (43), Ecuador (44), El Salvador (45), Bolivia (58), Perú (63) y Paraguay (70). En la cola de la clasificación se sitúan Venezuela (82), República Dominicana (86) y Honduras (91). Además, el informe evalúa los cambios registrados entre los periodos 2005-2007 y 2014-2016 para 126 países y según estos cálculos, los países que mejoraron sus índices son mayoría en Latinoamérica y en el Caribe. Nicaragua es el estado que más avanzó desde 2005, con un incremento de 1,364 puntos. La mayoría de América del Sur consiguió subir sus índices de felicidad en doce años, una tendencia que contrasta con la bajada pronunciada de estos indicadores en Venezuela que, con casi un 1,6 menos, se coloca como el país que más empeoró no solo entre los países latinoamericanos sino a nivel global. En el mismo periodo, los indicadores de felicidad se estancaron o disminuyeron relativamente en Centroamérica, dándose la paradoja que el país mejor calificado en el continente, Costa Rica, fue el que más empeoró en doce años en su zona, con un descenso de su índice de felicidad de un 0,178. Primera Cumbre de la Felicidad busca fijar un nuevo paradigma de prosperidad Convencidos de la necesidad de fijar nuevos "paradigmas" para medir la prosperidad, académicos, psicólogos y gurús holísticos se dieron cita hoy en Miami (EE.UU.) para participar en la primera Cumbre Mundial de la Felicidad. "El asunto crucial es que tenemos una lucha entre la cultura de la felicidad y la cultura impresionante de la presión del estilo de vida, donde domina el materialismo, la competencia y el estrés", manifestó a Efe el economista británico Richard Layard. El experto, uno de los primeros en exponer que la salud mental tiene un peso predominante en la economía, señaló que hay que salir de ese círculo y establecer una meta de "hacer a los otros felices". Con la cumbre de Miami, que comenzó con sesiones de meditación y yoga, se trata de sostener "un diálogo a todo nivel" con el fin de avanzar hacia "otro paradigma para medir lo que es la prosperidad", señaló a Efe la directora del evento, Karen Guggenheim. Debido a que las métricas netamente económicas no bastan para tener una idea "de lo que significa de verdad estar vivo", los participantes en la reunión van a explorar las prácticas, políticas y posibles alianzas para incrementar la felicidad. Al respecto Layard, quien tiene el título de lord y es el fundador de Acción para la Felicidad, destacó que los Gobiernos e incluso organizaciones como la ONU están buscando dentro de sus metas "el bienestar y no la riqueza material de la población". Layard manifestó que ya están dadas las herramientas, a las cuales se suma la ciencia, que avanza en el estudio del cerebro y especialmente en tema de las enfermedades mentales, las mayores fuentes de infelicidad. En cuanto a la relación entre riqueza y felicidad, Layard dijo a Efe que es más fácil reducir la pobreza que "cambiar otros aspectos de la naturaleza humana". "Sabemos que lo más importante es cambiar cosas de nosotros mismos para generar felicidad en cualquier circunstancias en las que estemos", aseveró. El fundador de la Cumbre de la Felicidad, el español Luis Gallardo, afirmó a Efe que la ciencia, en su relación con la espiritualidad, "marca lo que podemos hacer a nivel práctico". La ciencia está probando que no "haces muchas cosas para ser feliz, es lo contrario: Eres feliz y después haces muchas cosas", agregó. El líder espiritual Sri Sri Ravi Shankar, la directora de la oficina Smart Dubai, Aisha Bin Bishr, y el director de la oficina de la Felicidad Nacional Bruta de Bután, Saamdu Chetri, y el periodista y escritor Ismael Cala figuran entre los ponentes de esta cumbre. "La felicidad como nosotros la definimos consiste en ayudar a otros, vivir en armonía con la naturaleza, y descubrir tu potencial interior, tu sabiduría y valores", explicó a Efe el butanés Chetri, quien desde 2012 encabeza el Centro para la Felicidad Nacional Bruta, en la localidad de Bumthang, en la zona central del país asiático. En la cumbre también participa Aisha Bin Bishr, cabeza de la oficina Smart Dubai, quien explicó a Efe que en ese emirato del Golfo Pérsico la tecnología es solo una herramienta para el principal fin de la felicidad de los ciudadanos. Consejería de la felicidad en Colombia  Por su parte, Nancy Veneras, alta consejera para la felicidad y el bienestar en el departamento de Cundinamarca, aseguró que la intención es que en esa región y en todo el país, se puedan realizar actividades que le permita mejorar las condiciones de vida a los ciudadanos, que los hagan más felices. En diálogo con RCN Radio, la funcionaria explicó que ya se están programando a nivel nacional, varios eventos sociales, culturales y laborales con los que se busca que los ciudadanos consigan la felicidad. “Estamos empezando una serie de proyectos con los que buscamos introducirnos en la ciudadanía y revisar cuáles son esas cosas que los hacen felices… desde ahí podemos ofrecer muchas alternativas culturales, laborales y sociales a la gente” dijo. Nancy veneras manifestó que la felicidad no solo está en el dinero y que la mayoría de la gente, al tiempo que reconoció que la mayoría de los ciudadanos asocian la felicidad con las condiciones económicas. “Nosotros culturalmente, entendemos que la felicidad es tener mucho dinero y ese es un pensamiento general… Sin embargo el tema debe ir más allá de lo que uno tenga en lo material… la idea es lo que somos y lo que podemos aportar para ser felices y hacer felices a los nuestros” señaló. Por EFE