Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

HRW denuncia aumento de homosexuales sin hogar en Jamaica debido a la discriminación

La discriminación que sufren lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT) en Jamaica, incluso en el seno de sus propias familias, ha disparado el número de personas de este colectivo que son expulsadas de sus hogares y viven en la calle, según denuncia Human Rights Watch (HRW).

En su informe Not Safe at Home (Sin seguridad en casa, en español), esta organización de defensa de los derechos humanos advierte de que las personas que se podrían englobar en ese colectivo son a menudo "expulsados de sus casas y comunidades".

Además, "los propietarios de viviendas rehúsan alquilárselas", por lo que "muchos terminan viviendo en las calles", afirma HRW.

Según el informe, que se puede consultar desde hoy en la web de la organización, las víctimas más vulnerables son los niños y jóvenes adultos que han sido rechazados por sus familias y están viviendo en las calles, donde deben lidiar con la violencia y la persecución policial.

Para elaborar este amplio informe, HRW realizó entre abril y junio del año pasado entrevistas a 71 personas que se reconocían como de la comunidad LGBT.

De todas ellas, 45 admitieron ser víctimas de algún tipo de violencia (física, emocional o psicológica) por su orientación sexual o su identidad de género en Jamaica.

Sólo 19 denunciaron las ofensas en su contra, aunque la policía sólo formalizó 8 denuncias; mientras que las 26 restantes dijeron no haber informado por temor a represalias, ya que "reportar un crimen de odio homofóbico los expondría ante la sociedad".

Según se apunta en el informe, la organización jamaiquina J-FLAG contabilizó entre 2009 y 2012 un total de 231 ataques contra este colectivo y 53 personas que habían sido expulsadas de sus hogares, por lo que tenían que vivir en la calle.

J-FLAG asegura que los programas gubernamentales para atender a la población de personas sin hogar en la isla prestan una atención especial a las personas con problemas mentales, con adicción a drogas o portadores del VIH, pero no atienden específicamente las necesidades de este colectivo.

Ante los ataques y la discriminación que sufre este colectivo en la isla caribeña, HRW reclama al Gobierno de Jamaica que tome "medidas más contundentes" para protegerlo.