Cargando contenido

Los integrantes de la tripulación dijeron estar ansiosos por volver a casa.

SPACE X
AFP

Los primeros astronautas de Estados Unidos en llegar a la Estación Espacial Internacional (ISS) en una nave espacial de su país, en casi una década, podrían verse impedidos de volver a casa este fin de semana, como estaba previsto, debido al huracán Isaías, dijo la Nasa. 

Bob Behnken y Doug Hurley despegaron de Cabo Cañaveral el 30 de mayo a bordo del SpaceX Crew Dragon y se preveía que amerizaran en la costa de Florida el domingo por la tarde.

Le puede interesar: Fauci advierte sobre seguridad de posibles vacunas de China y Rusia contra el Covid-19

Por ahora, el desacoplamiento permanece programado para las 19H34 (23H34 GMT) del sábado, y el aterrizaje en el mar para las 14H42 del domingo. 

Pero la Nasa dijo que seguía de cerca la evolución del huracán Isaías, de categoría uno que azotó las Bahamas y se dirigía hacia Florida.

"No controlamos el clima y sabemos que podemos quedarnos aquí más tiempo, hay más comida y el programa de la estación espacial prevé más trabajo que podemos realizar", dijo Behnken.

Los posibles sitios de amerizaje se encuentran en el Golfo de México y a lo largo de la costa atlántica de Florida. 

Lea también: Así funcionan las nuevas redes sociales para los tenderos de barrio

Esta misión es la primera llevada a cabo por una nave espacial tripulada lanzada de suelo estadounidense desde 2011, cuando finalizó el programa de los transbordadores espaciales. 

Es también la primera vez que una compañía privada lleva astronautas a la ISS. Estados Unidos pagó a SpaceX y al gigante aeroespacial Boeing un total de unos 7.000 millones de dólares por contratos de "taxi espacial". 

Pero el programa de Boeing fracasó tras una prueba fallida a fines del año pasado, lo que dejó a SpaceX como claro favorito para hacerse con los contratos. 

Durante los últimos nueve años, los astronautas estadounidenses viajaron a la ISS en los cohetes rusos Soyuz. Washington abonó unos 80 millones de dólares por cada uno de ellos.

Los integrantes de la tripulación dijeron estar ansiosos por volver a casa después de dos meses. 

"Mi hijo tiene seis años y puedo ver por los videos que recibo y por hablar con él por teléfono que ha cambiado mucho", dijo Behnken.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido