Cargando contenido

Monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, dijo que su trabajo será acompañar al pueblo.

En los micrófonos, monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela
En los micrófonos, monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela
AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asumió un segundo mandato de seis años, considerado "ilegítimo" por Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y la mayor parte de América Latina, que amenazan con aumentar la presión contra su gobierno.

Maduro, de 56 años, se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, de línea oficialista), en un acto al que no asistieron representantes de la UE, Estados Unidos, ni de la mayor parte de América, excepto un puñado de mandatarios aliados.

Vea también: Parlamento de mayoría opositora llama a militares a desconocer a Maduro

En este escenario y en diálogo con RCN Radio, monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, dijo que las elecciones donde fue elegido Maduro "estuvieron viciadas" y dadas por un organismo "sin legitimidad como la Asamblea Nacional Constituyente".

Sin embargo, dijo que no entrará en la "diatriba política" y que la Iglesia "sencillamente" seguirá haciendo acompañamiento a al comunidad.

"Hay una pobreza inmensa de todo... tenemos una situación compleja. No se sabe que es lo que viene el día lunes, martes o miércoles, todos los días amanecemos con noticias negativas", señaló, y agregó que como Iglesia "nos toca acompañar a nuestro pueblo con proyectos sociales y comunitarios (...) estamos tratando de que la gente tome conciencia de su situación".

Audio

Iglesia en Venezuela se refiere a "pobreza inmensa" tras posesión de Maduro

0:27 5:25

Por otra parte, dijo que la comunidad internacional "no hará nada" si al interior de Venezuela no existe el interés y unidad necesarios, aunque agradeció el papel de Colombia, especialmente en frontera, "que recibe a miles y miles de venezolanos que cruzan. Se expresa realmente el sentido de solidaridad".

Desespero

Monseñor José Luis Azuaje no ocultó que el día a día de un venezolano a día de hoy es muy difícil. "Encontramos gente desesperada, buscando dónde comprar, a ver si le alcanza su dinero (...) -también- hay desespero de los comerciantes que no saben a qué atenerse, hay especulación y muchos se aprovechan del momento, se vive mucho la tensión de qué va a pasar mañana".

De interés: "Dinero no alcanza, que Maduro se vaya", dice venezolana impotente en video

Finalmente, dijo que en Venezuela no hay bienestar, razón que ha llevado a la masiva migración de sus ciudadanos, algo que puede ser un problema en el mediano plazo. "Hay países que no tienen enmarcado este parámetro de acogida de grandes proporciones de seres humanos, en este caso de venezolanos".

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido