Cargando contenido

El accidente se presentó cuando el avión estaba a punto de aterrizar.

Accidente aéreo en Pakistán
AFP

Más de 90 personas murieron al estrellarse un avión, el viernes, en un barrio residencial de Karachi, en el sur de Pakistán, informaron los servicios de socorro, que temen que haya decenas de víctimas más.

El aparato de Pakistan International Airlines (PIA), un Airbus A320 con 98 personas a bordo, estaba a punto de aterrizar cuando se estrelló entre las casas, provocando una explosión y grandes nubes de humo negro.

Según un comunicado oficial, dos personas sobrevivieron a la tragedia y de momento se identificaron 17 cuerpos.

Lea también: Aprovechar el coronavirus para explotar la Amazonía, la propuesta de ministro de Brasil

Uno de los supervivientes es Zafar Masud, el presidente del Banco del Punyab, uno de los más grandes de Pakistán, dijo el presidente de la aerolínea, Arshad Mahmood Malik.

Según explicó, las operaciones de rescate podrían prolongarse entre dos y tres días.

El trabajo sobre el terreno continuará "hasta que hayamos recuperado todos los cuerpos", declaró a la AFP un alto cargo provincial, que pidió no revelar su identidad. "De momento se extrajeron 80 cadáveres de entre los escombros".

Los servicios de socorro y los habitantes sacaban poco a poco a personas de entre los escombros, mientras los bomberos intentaban extinguir las llamas. Un reportero de la AFP vio cuerpos carbonizados que eran trasladados a una ambulancia.

Seemin Jamali, una responsable del Jinnah Post Graduate Medical College de la ciudad, dijo que ocho muertos y 15 personas heridas fueron trasladados a su establecimiento. "Eran todos gente que estaba en tierra, aquí no trajeron pasajeros" del avión, explicó.

 "Problema técnico"

"Había 91 pasajeros y 7 miembros de la tripulación" a bordo del vuelo PK8303, que "perdió contacto con el control aéreo a las 14H37 (09H37 GMT)", declaró por su parte el portavoz de PIA, Abdulá Hafeez, a medios de comunicación locales.

Según el presidente de la aerolínea, Arshad Malik, el aparato, un Airbus A320 proveniente de Lahore, estaba "cerca de tocar tierra" en el aeropuerto de Karachi cuando se produjo un incidente.

El piloto, Sajjad Gull, quien según un comunicado oficial era el más experimentado al mando de los Airbus A320, se quejó de un problema tras intentar acercarse a la pista por segunda vez, antes de que la torre de control perdiera el contacto con él.

PIA prometió que se efectuará una investigación independiente.

Según el ministro de Interior, Ijaz Ahmad Shah, el piloto había indicado que había "perdido un motor" y que luego hizo una "llamada de socorro".

"Una gran explosión"

Los habitantes cerca del lugar del accidente explicaron que los muros temblaron y que luego hubo una gran explosión por el impacto.

"Venía de la mezquita cuando vi un avión que ladeaba. El ruido de los motores era bastante extraño. Volaba tan bajo que las paredes de mi casa estaban temblando", dijo Hasan, un testigo de 14 años.

Mudasar Ali, un habitante de Karachi, escuchó "una gran explosión". "Me desperté oyendo a gente llamando a los bomberos", contó.

"Vi a un pasajero fuera del avión. (...) Estaba vivo. Hablaba. Me pidió que lo salvara, pero sus piernas estaban bloqueadas en la salida de emergencia", contó Raja Amjad, un testigo que antes vio un cadáver "caer sobre su coche". Agregó que no oyó "ningún grito" de otros pasajeros mientras el avión ardía.

El accidente coincide con la preparación en todo el país de la celebración del final del Ramadán y el inicio del Eid el Fitr, que lleva a muchos paquistaníes a viajar de vuelta a sus casas y pueblos.

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, indicó que estaba "conmocionado y triste" por el accidente y escribió en Twitter que está en contacto con el director de la compañía aérea.

El ejército paquistaní apuntó por su parte que las fuerzas de seguridad se desplegaron en la zona y que se estaban usando helicópteros para supervisar los daños y ayudar en las operaciones de rescate.

Los vuelos comerciales se habían reanudado hace tan solo unos días tras estar paralizados por la pandemia de coronavirus.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, transmitió "sus oraciones por los muertos o heridos y sus familias". Estados Unidos "está con Pakistán en este momento difícil", tuiteó.

Los accidentes de avión y helicóptero son frecuentes en Pakistán. En 2016 un avión de PIA prendió fuego y murieron 40 personas en el accidente.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido