El hombre que el pasado 9 de agosto atropelló e hirió a seis militares franceses en Levallois Perret, junto a París, horas antes de ser arrestado, fue imputado por terrorismo y será detenido cuando su estado de salud lo permita. Fuentes judiciales citadas por la emisora "France Info" precisaron que Hamou Benlatrèche, que sigue hospitalizado a causa de las heridas graves que sufrió al ser detenido (recibió cinco disparos), hasta ahora sólo ha hecho una breve declaración espontánea y todavía no ha sido interrogado formalmente. Según explicó el pasado día 23 el fiscal de París, François Molins, responsable de las investigaciones en materia terrorista, este argelino de 36 años tenía un pasado integrista y había premeditado su ataque. No estaba fichado por los servicios secretos y sólo tenía antecedentes en Francia por venta ilegal de tabaco y por haber estado en situación irregular. Pero era una persona próxima al movimiento islamista Tabligh y en 2013 y 2014 participó con él en una campaña de propaganda, subrayó en conferencia de prensa el fiscal de París, François Molins. Molins también dio varias pruebas de que su ataque fue un acto premeditado, como que tres días antes del atropello hizo prospecciones con su coche en el lugar donde arrolló a los militares. Además, en los últimos meses había hecho búsquedas en internet sobre el procedimiento para obtener un visado para Turquía, sobre vuelos París-Estambul, sobre la guerra en Siria o sobre la legitimidad de los musulmanes para matar a "infieles" u otros musulmanes. Por: RCN Radio y EFE