Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Manifestaciones en Bolivia
Manifestantes en Bolivia.
Redes sociales

La casa de un gobernador oficialista en Bolivia fue incendiada este sábado por presuntos opositores, luego de ser acusado de promover una emboscada a unos estudiantes que viajaban a La Paz para sumarse a las protestas contra el presidente Evo Morales.

El domicilio de Víctor Hugo Vásquez, en la ciudad de Oruro (sur de La Paz), fue atacada por la turba, informó la televisora privada Bolivisión, que mostró cómo las llamas afectaban el inmueble que aparentemente estaba deshabitado.

El país es escenario de protestas multitudinarias, paros y episodios violentos, que han dejado tres muertos desde los comicios del 20 de octubre, en los que Morales obtuvo la reelección a un cuarto mandato de cinco años, y que la oposición ha denunciado como fraudulentos.

Lea también: Manifestantes en Bolivia se tomaron medios estatales y desalojaron a empleados

"Es lamentable, estamos indignados, porque en la zona hay conexiones domiciliarias de gas (natural), hay niños, ancianos muy asustados", protestó una vecina de Vásquez.

El incidente se produjo horas después de que una columna de estudiantes de Potosí (suroeste), que se trasladaba a La Paz para pedir la renuncia de Morales, fuera emboscada en un lugar del camino.

"Queremos denunciar el hecho, hay una persona agredida que ha denunciado que esto lo ha preparado el gobernador de Oruro", dijo a la prensa el líder civil de Potosí, Marco Pumari.

La casa de otro gobernador oficialista, Esteban Urquizo, estuvo a punto de correr la misma suerte en la ciudad de Sucre (sureste de Bolivia), capital del departamento de Chuquisaca.

Durante la tarde, un grupo de opositores quemó unas llantas de automóvil en las puertas de ingreso, cuyas llamas estuvieron a poco de alcanzar el inmueble.

Lea también: Evo Morales convoca a diálogo en una Bolivia bajo tensión máxima

Un poco más temprano, una turba de manifestantes ocupó las instalaciones de dos medios estatales bolivianos, la televisión Bolivia TV y Radio Patria Nueva, y obligó a sus empleados a abandonarlas, acusándolos de servir los intereses del gobierno de Evo Morales.

Entre tanto, por estos mismos hechos de violencia dos funcionarios oficialistas de la región minera de Potosí, en el sur de Bolivia, renunciaron este sábado a sus cargos.

Williams Cervantes, alcalde de la ciudad de Potosí y Juan Carlos Cejas, gobernador del departamento de Potosí, fueron hostigados en los últimos días por manifestantes opositores, quienes bloquearon el acceso a sus despachos, en la plaza de Armas de la ciudad.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.