Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dhenao
Breonna Taylor, afroamericana asesinada por policías en EE.UU.
Breonna Taylor, afroamericana asesinada por policías en EE.UU.
AFP

Una jueza de Kentucky inculpó este miércoles con cargos criminales a un policía por el caso de Breonna Taylor, una afroestadounidense que murió tiroteada en su casa en marzo durante una intervención que ha sido denunciada en las manifestaciones contra el racismo en Estados Unidos.

La jueza Annie O'Connell anunció los cargos por "conducta peligrosa" hacia el prójimo contra Brett Hankison, uno de los tres agentes involucrados en el tiroteo. Este cargo es de menor gravedad que una acusación de homicidio. 

Lea aquí: Solicitan los nombres de los pasajeros que volaron en aviones de Jeffrey Epstein

El caso de Taylor fue especialmente recordado durante la ola de protestas contra la violencia policial y el racismo que sacudió Estados Unidos después de la muerte el 25 de mayo de George Floyd, un estadounidense negro que murió a manos de un policía blanco en Minneapolis. 

El abogado de la familia Taylor, Ben Crup, señaló su indignación por los cargos, señalando que estos se deben a que las balas llegaron a otros apartamentos, pero no están relacionados con la muerte de Taylor. "¡Esto es escandaloso y ofensivo!", indicó en Twitter. 

La jueza determinó el arresto del agente y estableció una fianza de 15.000 dólares. El policía fue destituido en junio, al igual que los otros dos agentes que lo acompañaron.  

Taylor, una enfermera de 26 años, murió en su domicilio el 13 de marzo por la noche, cuando los agentes entraron con un mandato especial vestidos de civil. 

El novio de Taylor abrió fuego contra ellos porque, según él, pensó que eran ladrones. Y los policías, que no llevaban activada la cámara reglamentaria, dispararon en varias ocasiones contra Taylor. 

Le puede interesar: Louisville, en estado de emergencia, espera decisión judicial de dos policías

La semana pasada, la familia de la fallecida llegó a un acuerdo civil con la ciudad de Louisville para recibir una indemnización de 12 millones de dólares.

La localidad de 600.000 habitantes está bajo estado de emergencia y la mayor parte del centro está restringido al tráfico. 

La muerte de Taylor no generó mucha atención mediática en el momento, pero el caso ganó notoriedad después de las masivas manifestaciones contra el racismo. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.