Imagen tomada de Facebook

El asesinato de un joven a manos de su novia tiene consternados a los argentinos luego de conocerse que la propia victimaria confesó su crimen, pese a que horas antes había escrito un conmovedor mensaje despidiéndose de él. Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 29 de diciembre en la ciudad de Gualeguaychú (Argentina) donde el joven Fernando Pastorizzo, de 20 años, perdió la vida tras recibir dos impactos de bala. (Lea aquí: Nahir Galarza, la joven que asesinó a su novio salió del hospital psiquiátrico) Según informaron las autoridades en Argentina, el joven fue encontrado en horas de la mañana sobre la carretera por un transeúnte quien asegura que aunque el muchacho se encontraba mal herido aún tenía signos vitales, por lo que llamó una ambulancia, sin embargo cuando el equipo médico llegó ya Fernando Pastorizzo había fallecido. Los exámenes al cuerpo del joven arrojaron que recibió dos impactos con arma de fuego y se le extrajeron dos balas de una pistola calibre 9 milímetros. Estos hechos llevaron a que la investigación señalara como primer sospechoso al padre de Nahir Galarza, una joven de 19 años quien era novia de Fernando. Las autoridades iniciaron una investigación en la que el primer sospechoso era el padre de la adolescente Nahir Galarza ya que es de profesión policía y las balas pertenecían a un arma de dotación, como la que usan los oficiales. Sin embargo la investigación dio un giro cuando la joven Nahir Galarza se presentó en la Fiscalía junto a su padre y su abogado para declarar. En medio de la diligencia, según contó un fiscal que lleva el caso, la joven rompió en llanto y confesó que fue ella quien asesinó a su novio Fernando Pastorizzo, al tiempo que pidió que le quiten la responsabilidad de lo sucedido a su padre. “Basta, fui yo, quítenle la responsabilidad a mi padre y a mi familia”, dijo la joven, según contó un fiscal.

Mensaje en redes.

Lo que aún no entienden los familiares de Nahir Galarza, ni de Fernando Pastorizzo es por qué la joven luego de cometer el asesinato escribió un mensaje en sus redes sociales en el que le insistía a su novio que lo amaba. De igual forma en este mensaje, según otras perspectivas, la mujer da a entender que el muchacho está muerto y se despide de él a quién cataloga como “mi ángel”. Lo que se ha conocido de la investigación es que Nahir Galarza, luego de cometer el crimen regresó a su casa, dejó el arma que le había sacado a su padre en el mismo lugar y se acostó a dormir.

Horas después la joven publicó una foto en su cuenta de Instagram donde aparece con su novio Fernando Pastorizzo y la acompaña de un mensaje.

“Cinco años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel”, escribió la mujer.

Recluida en centro psiquiátrico

Tras la confesión la mujer fue enviada a un centro psiquiátrico debido, según información oficial, a una alteración a su estado nervioso. Según informaron medios internacionales, Nahir Galarza sufrió una alteración y una descompensación emocional, quedando en estado de shock tras contar lo sucedido, por esta razón fue enviada a una unidad de psiquiatría donde recibió vigilancia constante ya que se temía que la joven atentara contra su vida.

Indignación por decisión judicial

Tras conocerse la noticia y la decisión de enviar a la joven a un centro psiquiátrico tras confesar el crimen, la indignación en la comunidad argentina no se hizo esperar y de inmediato las redes sociales y las calles se llenaron de peticiones para que Galarza fuera enviada a la cárcel. Tanto familiares, como amigos y otras personas que conocieron el crimen de Fernando Pastorizzo exigieron a la justicia argentina castigar el asesinato del joven de 20 años y rechazaron que la supuesta agresora haya sido enviada a una clínica donde además aseguran que no tiene restricciones para andar libremente, en lugar de ir a la cárcel.

‘Relación tormentosa’

La investigación de las autoridades también busca establecer qué tipo de relación tenían Nahir Galarza y Fernando Pastorizzo, pues tanto la defensa de la mujer, como su padre y algunos allegados a la pareja aseguran que aunque llevaban varios años de noviazgo, era una relación tormentosa. Según algunas versiones, las cuales las autoridades buscan establecer su veracidad, Fernando agredía física y psicológicamente a Nahir. Marcelo Galarza, padre de Nahir aseguró a un medio internacional que Fernando era demasiado posesivo y todo el tiempo acosaba a su hija. Sin embargo otras versiones aseguran que era la joven la que agredía a su novio.