Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mujer interna en cama de un hospital
"En cierto modo, es como nacer de nuevo", dijo tras despertar del coma.
Pexels.com

A nivel mundial se llegan a conocer casos médicos que sorprenden y asustan a los internautas de redes sociales, dado que síntomas que parecen muy comunes termina siendo graves y generando terribles padecimientos.

Eso fue lo que le sucedió a una joven mujer de 27 años, que se mordió la lengua, algo que le pasa accidentalmente a muchos. Lo que no esperaba es que a raíz de ese suceso iba a terminar hospitalizada y en coma.

Le puede interesar: Mujer grabó el momento en el que su novio le dispara: pensaba que estaba jugando

El insólito caso

Caitlin Alsop estaba disfrutando de una cena tranquila con amigos cuando, de repente, todo se convirtió en una pesadilla. En los días anteriores, la mujer australiana de 27 años se había sentido un poco mal, pero después de consultar a su médico, le dijeron que solo tenía gripa.

"Y entonces me lo tomé muy con calma. El sábado estaba con mis amigos cenando tranquilamente y sentí como si me hubiera mordido la lengua", dijo Alsop en una entrevista con SEEN TV en septiembre pasado.

Horas después de morderse la lengua, "estaba bastante hinchada y mis vías respiratorias comenzaron a cerrarse un poco (...) era muy difícil respirar y en realidad no podía hablar", contó la joven. 

Al llegar al hospital, los médicos sospecharon por primera vez que padecía anafilaxia, una reacción alérgica grave. "Había una sensación de falta de aire muy superficial, y en realidad es una sensación de malestar. Sentirse enfermo y simplemente agotado", agregó Caitlin.

Los médicos le administraron adrenalina y varios medicamentos, pero el estado de Alsop siguió deteriorándose rápidamente: "Seguía entrando y saliendo de la conciencia (...) Mi piel estaba roja y azul y, de hecho, se estaba despegando. Luego mi lengua se puso negra. Y ahí fue donde se habló de amputación".

Finalmente, hubo un médico que dio con el raro padecimiento, se trataba de angina de Ludwig, una rara infección del suelo de la boca es causada por una muela atrapada que, en el caso de Alsop, provocó sepsis, la respuesta potencialmente mortal a una infección que puede provocar insuficiencia orgánica.

Le puede interesar: Video: Accidente de camión cargado de pólvora desata un espectáculo de fuegos artificiales

"El giro de la trama aquí es que no tuve absolutamente ningún dolor, ningún síntoma, ningún problema con mis dientes. Los médicos tuvieron que dejarme en coma y paralizarme porque realmente necesitaba estar completamente sedada", dijo Alsop.

Al final, el tratamiento médico funcionó y cuando despertó del coma, la mujer dijo que "nunca se había estado tan agradecida de estar viva. Ni siquiera puedo explicarlo: sentir que puedes respirar. Eres capaz de ver. Eres capaz de oír. Ya sabes, todo se siente como un niño otra vez. En cierto modo, es como nacer de nuevo", concluyó.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.