Foto: Colprensa

Dos sospechosos han sido interrogados por las autoridades francesas por su supuesta relación con el robo a comienzos de mes en la galería Bartoux de París de una escultura del artista colombiano Fernando Botero, informó este viernes el semanario francés "Le Point".

Según el medio, los sospechosos son un abogado que pertenece al colegio de Saint-Denis (afueras de París) y su cómplice, quien presuntamente ejecutó el robo y quien fue identificado por las cámaras de vigilancia de la galería Bartoux.

La escultura, titulada "Maternity", ya fue localizada en el conocido mercado de antigüedades en Saint-Ouen (afueras de París) y respuesta a Bartoux.

El cómplice, que delató al letrado, reconoció ante la policía haber robado otras dos esculturas, una precolombina, ya encontrada, y otra de Alberto Giacometti, que aún no se localizó.

El método de robo de la obra de Botero había causado sorpresa en Francia: Un hombre que acudió el pasado 4 noviembre a la galería, tomó en brazos la escultura y la sacó del local tranquilamente, sin violencia ni amenazas de por medio y sin que fuese interpelado por los servicios de seguridad.

El ladrón, que actuó a cara descubierta y actuó en el horario de apertura de la galería, tuvo un extraño comportamiento antes de llevarse la obra.

Minutos antes de la sustracción, el individuo había realizado una especie de ensayo, pues la había recogido, transportado hacia la salida y devuelto a su lugar original.

La obra, hecha en bronce, tiene un valor estimado en 425.000 euros (506.000 dólares) y pesa unos diez kilos.

Por: EFE