Cargando contenido

Foto cortesía @MinInteriorEc.



Investigadores de Colombia llegaron este lunes a Ecuador para participar en las investigaciones del atentado contra una comisaría en San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, mientras se espera también la llegada en las próximas horas de un equipo estadounidense. (Lea aquí: Gobierno de Ecuador estima que disidentes de Farc estarían tras atentado con carro bomba)

El diario local El Comercio dio cuenta esta tarde de la llegada de cuatro agentes colombianos para indagar en los aspectos científicos y técnicos del atentado, que no causó víctimas mortales pero dejó una treintena de heridos y graves daños materiales.

Asimismo, el embajador de Estados Unidos en Ecuador, Todd Chapman, aseguró que estaba en camino un equipo especial para apoyar en las investigaciones que realiza la Fiscalía ecuatoriana.

"Nosotros ya estamos en conversación con las autoridades. Va a llegar hoy mismo gente para ayudar, no quiero contar mucho, pero sí estamos ayudando", dijo el diplomático en declaraciones que publica ese diario.

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, consideró que el atentado con coche bomba en Ecuador puede estar vinculado con un disidente de las Farc de origen ecuatoriano.

En un encuentro de fiscales de la región en Quito, indicó que la cooperación judicial y policial entre ambas naciones permitió advertir que el "acto terrorista", ocurrido la madrugada del pasado sábado, está asociado a la lucha contra las organizaciones criminales.

"En este caso, frente a un disidente de las Farc, de origen ecuatoriano, alias 'wacho', quien utiliza nuestra frontera amable, vital, para tratar de obtener impunidad en Colombia, frente a los graves delitos que viene cometiendo en Tumaco y en toda la zona del sur de Nariño, tratando de refugiarse en este hermano país", dijo.

El Gobierno ecuatoriano dispuso reforzar la seguridad en la frontera norte de Ecuador tras el ataque, y según un comunicado del Ministerio de Defensa se cuenta con más de mil efectivos en esta zona.

EFE