Foto: Instagram

La Policía argentina investiga la responsabilidad de Marcelo Galarza, padre de Nahir Galarza, sobre el acceso que tuvo su hija al arma con la que la joven confesó haber matado a su supuesto novio, Fernando Pastorizzo, a finales del año pasado al este de Argentina, confirmaron hoy fuentes policiales. Galarza, de Gualeguaychú (municipio de la provincia de Entre Ríos cercano a Uruguay), confesó haber disparado dos veces a Fernando Pastorizzo la madrugada del 29 de diciembre con la pistola de su padre, un policía. La División de Asuntos Internos de la policía de Entre Ríos, investiga las circunstancias en las que Nahir pudo haber tenido acceso al arma reglamentaria de su padre que se encontraba encima de la nevera, informó hoy el diario local El Día. El jefe departamental de la Policía de la provincia de Entre Ríos, Carlos Pérez, aseguró al mismo diario que la investigación está en etapa preliminar y que tendrán 30 días para averiguar la responsabilidad de Galarza sobre el cuidado del arma. "Está todo siendo investigado por Asuntos Internos. En caso que se compruebe algún tipo de irregularidad, debe ser fundamentado para luego iniciar otro sumario", señaló. Marcelo Galarza cuenta con antecedentes judiciales ya que en 2004 fue absuelto por la muerte de un hombre al que acusaba de vender drogas en Concordia, la capital de Entre Ríos y está investigado por el robo de armas incautadas a cazadores. Hasta el momento, la Justicia mantiene en prisión preventiva a Nahir Galarza por petición de la Fiscalía que continúa con la investigación. Los teléfonos de ambos jóvenes y otros dispositivos electrónicos están en manos de la Fiscalía que los revisará para ver si aportan datos al expediente judicial. La sentencia podría ser cadena perpetua si se comprueba que mantenía una relación sentimental con Pastorizzo, ya que en el caso de que no fueran novios, la pena sería menor. Por EFE