Cargando contenido

Estados Unidos impondrá nuevas sanciones a las transacciones financieras y las importaciones de materias primas de Irán.

Donald Trump y Hassan Rouhani
Presidente de Estados Unidos, Donald Trump y de Irán Hassan Rouhani
AFP

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, tachó de "espectáculo de propaganda" la propuesta del presidente de EE.UU., Donald Trump, de volver a negociar con Irán, en la víspera de la entrada en vigor de las nuevas sanciones estadounidenses.

"¿Alguien cree que el señor Trump es serio para negociar?", preguntó Zarif en una recepción con periodistas en Teherán.

"Al menos, demuestren que negociar con ustedes no es una pérdida de tiempo", demandó.

Trump retiró en mayo pasado a EE.UU. del acuerdo nuclear que Irán firmó en 2015 con seis potencias internacionales.

Pero la semana pasada, dijo que estaría dispuesto a reunirse con su homólogo iraní, Hasan Rohaní, "sin condiciones previas", porque, según argumentó, "no hay nada de malo en reunirse".

El presidente estadounidense señaló también en otra ocasión que espera que las autoridades iraníes se pondrán en contacto con su Gobierno "muy pronto" debido a las dificultades que atraviesa el país.

A raíz de su propuesta de reunión, rechazada de forma oficial por Teherán, han surgido rumores sobre un posible encuentro entre Trump y Rohaní durante la próxima Asamblea General de la ONU.

Zarif insistió en que las negociaciones que su Gobierno mantuvo con EE.UU. y el resto de firmantes del acuerdo nuclear -Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania- ya fueron suficientemente largas como para que Trump invalide su resultado.

"Ya negociamos. No un día o dos días, no una semana, no un mes, dos años negociamos", dijo Zarif, quien agregó que Irán nunca abandonó la mesa de negociaciones pese a las sanciones en vigor.

"La otra parte vino a la mesa de negociaciones con Irán ya que llegó a la conclusión de que la presión económica al pueblo de Irán no puede cambiar las políticas de la República Islámica", aseveró.

En este sentido, y sobre las nuevas sanciones que impondrá EE.UU., recordó que "no es la primera etapa delicada" que atraviesa Irán y que en otras ocasiones "todo el mundo estaba movilizado" contra Teherán, incluida Europa.

"Estamos en una etapa sensible, pero no todo el mundo está acompañando esas políticas (de EE.UU.)", destacó Zarif, antes de hacer hincapié en que Irán no es el país que está aislado, sino que lo están EE.UU., Israel y Arabia Saudí.

Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania mantienen su adhesión al acuerdo nuclear y negocian con Irán para contrarrestar de algún modo las sanciones estadounidenses.

Pese a ello, numerosas empresas ya han empezado a abandonar Irán y a cerrar sus negocios en el país.

"Estoy seguro de que superaremos con dignidad la actual etapa delicada, como las veces anteriores", concluyó Zarif. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido