Los enfrentamientos en la frontera de Israel con los palestinos han dejado 13 muertos hasta el momento.

Israel- Gaza
La situación en la zona se complica con el pasar de las horas.
Foto: AFP

El ejército israelì aumentará su respuesta si continúan las protestas en la frontera con Gaza para acabar con ellas mas allá de la valla de separación, así lo aseguró el portavoz de dicha autoridad israelí, el brigadier general, Ronen Menelis.

"Si Hamás pretende seguir así y convertir la valla en un lugar de eventos violentos diarios hasta el 15 de mayo (día en que los organizadores tienen previsto terminar las manifestaciones de la Gran Marcha del Retorno), no vamos a permitir ese juego de ping-pong, ellos cometiendo actos terroristas camuflados de protestas y nosotros reaccionando: iremos más allá para acabar con la violencia", dijo Menelis.

El vocero también subrayó que el Ejército israelí había limitado su respuesta a aquellos que ayer viernes trataban de alcanzar la frontera, "la infiltración en otro país soberano es algo que ningún país tolera, y nosotros tampoco".

Miles de palestinos marcharon ayer hacia la frontera que separa Gaza de Israel, más de 30.000 según el Ejército y unos 40.000 exigiendo el derecho al retorno de los palestinos a las tierras que tuvieron que abandonar o de las que fueron expulsados durante la Guerra de independencia israelí de 1948.

El Ministerio de Sanidad de Hamás cifró los muertos en 15 y los heridos en 1.400 y Manelis aseguró que todos los fallecidos lo fueron porque estaban cometiendo acciones violentas durante las protestas.

"Ayer nos enfrentamos a una manifestación violenta y terrorista en seis puntos a lo largo de la frontera", expuso el portavoz y aseguró que el Ejército usó "fuego dirigido" donde había intentos por dañar o vulnerar la valla de seguridad.

Manelis señaló que "casi todos los fallecidos eran varones de entre 18 y 30 años, y muchos de ellos eran conocidos nuestros y por lo menos dos eran miembros de un comando de Hamás".

Los enfrentamientos de ayer han sido los más letales desde la guerra de Gaza de 2014. El Ejército israelí usó fuego real, balas recauchutadas y gases lacrimógenos (lanzados desde drones) para evitar que los miles de gazatíes se aproximaran a la valla de separación.

El Ejército dijo que los manifestantes lanzaron bombas incendiarias y neumáticos en llamas hacia los soldados y que hubo un incidente en el que utilizaron armas de fuego.

Anoche viernes los líderes de Hamás llamaron a los manifestantes a retirarse de la volátil zona fronteriza hasta el día siguiente.

Por su parte, durante la noche se produjeron tres lanzamientos de proyectiles desde el enclave hacia Israel, confirmó el portavoz castrense, pero los cohetes no alcanzaron el territorio israelí.

El presidente palestino, Mahmud Abás, dijo anoche en un discurso emitido en Palestine TV que Israel "es el único responsable" de la violencia. "El gran número de mártires y heridos en una manifestación pacífica reafirma la necesidad de que la comunidad internacional intervenga para proteger a nuestra gente". 

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido