Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Beny Gantz, ministro de defensa de Israel
Beny Gantz, ministro de defensa de Israel.
AFP

El gobierno israelí anunció este viernes que ha incluido a seis oenegés palestinas vinculadas al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) en su lista de "organizaciones terroristas", una medida que fue inmediatamente criticada por las organizaciones de derechos humanos. 

El Estado hebreo, como la Unión Europea, ha considerado durante años al FPLP, un grupo armado palestino de índole marxista, como una organización terrorista. Y muchas personalidades ligadas a este movimiento, que también cuenta con una rama política, han sido encarceladas en los últimos años.

Entre las afectadas se encuentran las organizaciones de derechos humanos al-Haq y Addameer, a las que acusa de estar vinculadas al FPLP. 

"Estas organizaciones son parte de una red de organizaciones que, bajo el disfraz de actividades internacionales, dependen del FPLP para apoyar sus objetivos y promover sus actividades", señaló el ministro de Defensa, Benny Gantz, en un comunicado. 

Lea aquí: La reina Isabel II descansa y hace "tareas ligeras" tras el alta hospitalaria

Según Gantz, "estas organizaciones se benefician de la ayuda de los estados europeos y organizaciones internacionales obtenidas de manera fraudulenta".

La oenegé israelí anticolonización B'Tselem criticó la decisión de las autoridades de Israel este viernes, calificándola de "digna de regímenes totalitarios". 

Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) consideraron "terrible" e "injusta" la decisión de Israel de calificar como terroristas a estas seis importantes ONG palestinas.

"Durante décadas, las autoridades israelíes han buscado sistemáticamente amordazar la vigilancia de los derechos humanos y castigar a quienes critican su Gobierno represivo sobre los palestinos", aseguran AI y HRW en un comunicado conjunto.

Ambas organizaciones recordaron que miembros suyos han sido deportados y otros no han podido viajar, antes de subrayar que "los palestinos defensores de los derechos humanos siempre han sido los más afectados por la represión".

Ambos grupos, que insisten en que la decisión israelí supone "una escalada alarmante que amenaza con poner fin al trabajo de las organizaciones más destacadas de la sociedad civil palestina", resaltan la importancia de una respuesta de la comunidad internacional.

"La respuesta de la comunidad internacional será una verdadera prueba de su determinación por proteger a los defensores de los derechos humanos", agregan.

Fuente

EFE Y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.