Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Izquierda latinoamericana celebra presidencia cubana de la Celac

Dos expresidentes latinoamericanos, el guatemalteco Álvaro Colom y el dominicano Leonel Fernández, y activistas e intelectuales de izquierda saludaron en un encuentro internacional en La Habana que Cuba asumiera la conducción de la Celac.

"Pienso que es un gran logro para Cuba y motivo de gran honor que presida la troika que va a dirigir los trabajos de la Celac", declaró Fernández a la prensa, tras la apertura de la tercera "Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo", que marca los 160 años del nacimiento del héroe cubano José Martí.

"Con toda la experiencia acumulada por Cuba en términos de desarrollo económico y social, de promoción de la educación y de los valores éticos, es mucho lo que puede aportar" a Celac, agregó Fernández (1996-2000 y 2004-2012).

Colom consideró que la presidencia rotativa de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que el presidente cubano Raúl Castro asumió este lunes en una cumbre en Santiago de Chile, "no solo es un honor, sino un símbolo importante para lo que significa esa unidad latinoamericana".

"Estamos unidos en la nuestra diversidad, pero estamos unidos sobre todo en esa sangre latina que nos une a todos", afirmó el exgobernante socialdemócrata guatemalteco (2008-2012).

Los analistas consideran que la presidencia de la Celac es un "hito histórico" para la diplomacia cubana, que marca un fracaso de la política hacia la isla mantenida por Estados Unidos durante medio siglo y también debe invitar a reflexionar a la Unión Europea (UE).

"El ascenso de Cuba a la presidencia de la Celac es un hito histórico para la diplomacia cubana (...) y constituye la confirmación viva de su inserción regional y el fracaso de la política estadounidense de aislamiento", escribieron en un artículo conjunto los académicos y ex diplomáticos cubanos Arturo López-Levy y Rogelio Sánchez Levis.

Asimismmo, "el ascenso cubano a la presidencia de Celac llama a la UE a replantearse una relación con la isla más acoplada con este escenario. Confirma la obsolescencia de la Posición Común, que aleja las posibilidades de construir una relación madura y estable", agregaron los dos analistas en su artículo, enviado por correo electrónico y publicado en el portal Infomatam.com.

En 1996, por instancias del entonces presidente conservador del gobierno español, José María Aznar, la UE adoptó la Posición Común hacia Cuba, que condicionó las relaciones con la isla a temas de derechos humanos y democracia.

Bajo esta política, todavía vigente, las relaciones EU-Cuba cayeron a su nivel más bajo en medio siglo hasta 2008, año en que ambas partes reanudaron el diálogo político.

En el encuentro de La Habana, el Premio Nobel de la Paz 1980, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, consideró que la presidencia cubana de la Celac confirma que "América Latina se está haciendo escuchar con voz propia" y busca "recuperar sus caminos de identidad".

El teólogo brasileño Fray Betto, quien recibió el premio UNESCO-José Martí 2013 este lunes en la apertura del encuentro, calificó como "muy significativo" que Cuba asumiera la presidencia de Celac y destacó la vigencia del ideario de José Martí (1853-1895).

"Martí subrayó mucho la importancia de crear las condiciones concretas para un mundo equilibrado, de una sola familia humana con dignidad, con felicidad", dijo Betto.